4 de junio de 2015

12 casos de personas desaparecidas se registraron en 2 meses

Por Alejandra Morales, reportera de Ayúdanos a encontrarlos - Rayuela Radio


De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado y la Comisión de la Verdad y Derechos, desde enero del 2013 hasta diciembre del 2014 se reportó 18. 671 denuncias de desaparición de personas. De los cuales 1 606 casos  se mantienen en investigación, incluidos los de años anteriores al 2013.  

Este fenómeno social continúa, entre los meses de abril y mayo en el fan page de Desaparecidos en Ecuador de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) se reportaron doce casos de desapariciones. Entre ellas esta Jhomayra Calo Gonzáles (20 años),  David Ramos López (17 años), Marjorie Loza (15 años), Hugo Chiriboga Méndez (72 años), Mirka Romero (19 años), Melannie Mejía (14 años), Bryan Guerrero (18 años), César Herrera (62 años), Cristina Rojas (32 años). Y la desaparición de tres menores el 27 de abril, el 15 de mayo y el 17 de mayo, en las ciudades de Cuenca, Quito y Ambato, respectivamente.

Gracias a la solidaridad de las personas en redes sociales y las búsquedas emprendidas por los familiares, y en algunos casos con el trabajo de la Dirección Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), se logró localizar con vida a siete de las personas reportadas como desaparecidas en los dos últimos meses. 

Las personas encontradas fueron: David Ramos López, Bryan Guerrero,  Mirka Romero, Melannie Mejía, Cristina Rojas  y los tres menores de edad también fueron ubicados sanos y salvos. 

Dos de las personas localizadas son Bryan Guerrero y Cristina Rojas, desaparecidos el 28 de abril, en diferentes lugares de la provincia de Pichincha, Rojas en el barrio La Biloxi, en el sur de la ciudad de Quito, y Guerrero en el barrio Selva Alegre, en la ciudad de Sangolquí. El mismo día de desaparición no es la única coincidencia, las dos personas también fueron víctimas de la misma sustancia al momento de su desaparición. Ellos fueron narcotizados con escopolamina. 

Guerrero fue localizado por sus familiares dos días después de la fecha de su desaparición y Rojas a los 14 días después de que su esposo dio aviso a Dinased. 
 
El caso de Mirka Romero se pudo resolver gracias a que una amiga de Leslie Oña, prima de la joven, reconoció a Mirka cerca del barrio La Mena 2, en el sur de la ciudad de Quito. Ella fue localizada después de tres días de ausencia en su hogar.

Según Oña, su prima se encontraba retenida por un señor mayor que pretendía abusar de ella. Oña pudo identificar al hombre porque días atrás habría acosado a Mirka.
Melannie Mejía fue localizada ocho días después de difundir su fotografía en redes sociales. Sus padres prefieren no hablar al respecto.

David Ramos fue ubicado 18 días después de que su hermana, Andrea Ramos,  reportó su desaparición en la ciudad de Machala, provincia de El Oro, sin embargo, su familia pidió reserva acerca de las circunstancias en las que fue localizado. 

De acuerdo con la Fiscalía, en respuesta a petición de Asfadec, el total de personas localizadas con vida desde el 1 de enero del 2013 hasta el 10 de diciembre del 2014 son 3.943. Sin embargo, el informe no detalla las circunstancias en que se los encuentra o el tiempo que llevan desaparecidos antes de ser localizados. 

Mientras que el total de localizados sin vida, a la misma fecha, es de 113 personas. Tampoco se presenta detalles sobre el desenlace de la persona ni sobre si existe o ha iniciado un proceso judicial para esclarecer las causas. 

El total de personas localizadas vivas y fallecidas es de 4.056, desde el 1 de enero al 10 de diciembre del 2014, que corresponde al 91% del total de 4.481, universo en el que se incluyen los casos en investigación. Mientras que el 9% restante corresponde a los 425 casos en investigación hasta el 10 de diciembre del 2014. 

Empero el resto de las desapariciones de los meses de abril y mayo, cuatro personas, continúan desaparecidas y sus familiares no han cesado en las indagaciones. Sus nombres se suman a las 1.606 personas desaparecidas en Ecuador, de acuerdo con un informe de la Fiscalía General del Estado, del 22 de enero de 2015.

En este mes también se encontraron los cuerpos sin vida de: Kerly Verdesoto, joven estudiante que desapareció el 24 de septiembre del 2011 en el cantón Milagro de la provincia del Guayas; Beatriz López y su hijo David Núñez, desaparecidos desde el 20 de octubre del 2012, en el cantón Cayambe de la provincia de Pichincha, y Odalis Ileana, menor de edad reportada como desaparecida el pasado 12 de mayo en el cantón Salinas, provincia de Santa Elena. 

Frente, a esto las familias que no han encontrado a sus seres queridos desaparecidos  mantienen la esperanza de encontrarlos y que regresen a casa.
Son las 11:00 del miércoles 27 de mayo del presente año y los familiares de los desaparecidos y muertes impunes empiezan a conglomerarse en la Plaza Grande, centro histórico de la ciudad de Quito.

Cada miércoles, desde hace aproximadamente dos años, las personas que tienen un familiar desaparecido o víctima de muerte violenta se reúnen en esta Plaza para exponer sus demandas y mostrar ante las autoridades y la sociedad que estas problemáticas van en aumento en el país.

Dentro de este universo está Telmo Pacheco. Él busca a su hijo, Telmo Orlando Pacheco Aguilar,  desaparecido desde hace tres años y siete meses. Pacheco junto a Walter Garzón y dos personas más conformaron la Asociación y emprendieron acciones para ser escuchados. Pacheco, actual presidente de Asfadec, dijo  que las acciones visibilización y exigencia de justicia busca impedir que más personas pasen por  esta problemática. Además hace un llamado de colaboración a la sociedad para esta causa.

Así como él, todas las personas que viven a la espera de encontrar el rastro de su familiar se sienten impotentes porque sus casos no avanzan. 

María Ñacato, madre de Daniel Sigcho desaparecido desde el 4 de octubre del 2008, denunció que son más de seis años sin respuestas ni resultados. “El cambio constante de fiscales dificulta la búsqueda de los desaparecidos”.  

De acuerdo con Félix Velásquez, padre de Luis Alfredo Velásquez desaparecido hace dos años y siete meses, dijo  que se mantiene dos opciones respecto al paradero de su hijo: primero, que su hijo puede estar vivo en algún lado y que  regresará o la segunda que algo le hicieron. Con lágrimas en sus ojos confiesa que prefiere la primera porque mantiene la esperanza de que regrese. Sin embargo, asegura que Luis Alfredo tenía su esposa y familia y no se iría por su voluntad. 

Esta tortura es el pan de cada día para las miles de personas que buscan a sus familiares desaparecidos. 

Pilar Tobar busca a su hermano Camilo Tobar, desaparecido desde el 17 de abril del 2012. Ella el 9 de marzo de este año denunció que el Ejecutivo y sus súbditos llaman mentirosos a quienes buscan a un familiar desaparecido porque refutan con evidencia que la campaña mediática manejada por la Dinased o  Ministerio de Interior no funciona.  

Tobar a través de una misiva dijo: en la reunión entre el presidente Rafael Correa y los familiares de desaparecidos, 5 de marzo de este año, nos llamaron mal agradecidos porque demostramos que no hay casos resueltos pese a las 800 diligencias, 500 actuaciones realizadas por los policías especializados en investigación de personas desaparecidas con más de 20 años de experiencia.  

A esta denuncia también se sumó Alexandra Córdova, madre de David Romo Córdova quien desapareció el 16 de mayo del 2013, al mencionar que los familiares de desaparecidos reciben un trato cruel e inhumano. Además reveló que las autoridades competentes en los casos de desapariciones no dan respuestas acerca de las investigaciones realizadas en el caso de su hijo y de las más de 1.600 personas desaparecidas.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss