6 de diciembre de 2018

Plantón: 8 años sin Giovanna Pérez

La familia Pérez Constante con el apoyo de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) y el Comité contra la Violencia, Feminicidios y Desapariciones (Covidefem) convocan a la sociedad en general y a los medios de comunicación al plantón “8 años sin Giovanna Pérez” que se realizará este viernes, 7 de diciembre de 2018, a las 10:00, en los exteriores  de la Fiscalía Provincial de Tungurahua (Calle Lalama y Av. Cevallos).

Giovanna Pérez, de 19 años, desapareció el 4 de diciembre de 2010. Ese día, ella salió a un repaso de villancico y luego llamó a las 17:00 a su madre para pedirle permiso para ir al cine con un amigo. Nunca más contestó el teléfono. El principal sospechoso de su desaparición es Andrés Fernando López Lizano,  la Fiscalía lo llamó a versionar y él no asistió. Al tercer llamado desapareció.  

“Mi corazón continúa de luto porque un 4 de diciembre desaparecieron a mi hijita de mi corazón –dice Yanera Constante, madre de Giovanna, si pudiera dar mi vida por ti, lo haría para que puedas volver a tu hogar.  Te amo con todo mi corazón y cada día que amanece y anochece le pido a Dios que te bendiga, te cuide y te proteja dónde estés hijita mía.
El 4 de diciembre fue un día muy triste por qué un día como hoy, hace 8 años te arrancaron de tu familia y ahora  todos estamos juntos luchando exigiendo verdad y justicia. No descasaremos hasta encontrarte”.

Yanera Constante, madre de Giovanna, en el Día Internacional de la Mujer. 


Al cumplirse 8 años de la desaparición de Giovanna, te invitamos a sumarte al plantón para exigir verdad y justicia.

Contacto:
Lidia Rueda – secretaria de Asfadec 0995601228
Yanera Constante: 0998299508




29 de noviembre de 2018

Familiares de personas desaparecidas muestran su preocupación por los restos encontrados en caso Juliana Campoverde

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) muestra su preocupación y rechazo frente a las irregularidades presentes en el caso de Juliana Campoverde, joven de 18 años desaparecida el 7 de julio de 2012, en el sector de la Biloxi, sur de Quito.  
Frente a ello señalamos:


  • Que el pastor evangélico Jonathan C. se burla de nuestro dolor como familiares de personas desaparecidas, de las autoridades y de la sociedad en general al no dar toda la información sobre el paradero de July, pues llevamos 6 años y 4 meses buscando a Juliana.

  • Que la Fiscalía General del Estado debe identificar a quién pertenecen los restos encontrados en la quebrada Bellavista, norte de Quito, sino son de July de quién son. En Ecuador miles de personas se encuentran desaparecidas.

  • Desde el 2012 como familiares y amigos de personas desaparecidas hemos solicitado la creación de un banco de ADN, sin embargo, pese a los ofrecimientos de turno esto no ha ocurrido por completo.  

El 12 de septiembre de 2017, el exfiscal general, Carlos Baca, informó sobre la creación de un banco de ADN de familiares de personas desaparecidas que ayudará a su identificación. Informó en ese entonces que más de 400 familiares han donado sangre para crear esta base de muestras.  

Sin embargo, ese mismo año se encontraron osamentas que presuntamente podrían pertenecer a Camilo Tobar desaparecido el 17 de abril de 2012, en Cumbayá. Frente al pedido de un cotejamiento de ADN con los supuestos registros de los familiares de desaparecidos que ya tiene la Policía, la respuesta fue que los análisis son muy costosos y solo se hace por eliminación, es decir, que solo lo comparan con el del familiar y no con toda la supuesta base de datos.

Además, denunciamos que en el Ecuador 10 500 personas desaparecen anualmente desde el 2014, según datos de la propia Fiscalía General del Estado y si en el país somos más de 15 millones de personas entonces un banco de ADN de más 400 muestras no puede llamarse banco, la muestra es irrisoria.  

  • Exigimos a las entidades del Estado actuar de forma independiente para garantizar el proceso de judialización del caso Juliana Campoverde desaparecida. Además, exhortamos que la Defensoría del Pueblo de vigilancia al debido proceso en el caso de Juliana Campoverde y en el de todas las personas desaparecidas para garantizar el derecho a verdad y justicia.
 
A Juliana Campoverde le enca cantar y la música cristiana.
  • Seguiremos en las calles y plazas hasta que nos devuelvan a Juliana, Carolina Camilo, Leonor, Luzmila, Telmo, Luis Daniel, Luis Alfredo, Alexander, Giovanna, David y los miles de personas desaparecidas en el país.

Isabel Cabrera
Presidenta de Asfadec





28 de noviembre de 2018

Elizabeth Rodríguez: "Otra madre debe estar buscando y sufriendo por esos restos"

Soy Elizabeth Rodriguez, madre de Juliana Campoverde, joven desaparecida desde el 2012. El día de hoy, 28 de noviembre de 2018, he tenido dos noticias con respecto al caso de mi hija. 
Los restos encontrados en Bellavista no corresponden a ella, yo lo supe desde un principio y manifesté constantemente mi desconfianza con respecto a este hallazgo. Los restos encontrados estuvieron en medio de escombros que no datan de 6 años atrás. 
Elizabeth Rodríguez busca a July desde hace 6 años y 4 meses. Marcha por el Día Internacional de la No Violencia. Foto: la Línea de Fuego.

A estas alturas todo tipo de suposiciones vienen a mi cabeza. Después de tantas mentiras todo me puedo imaginar, hasta que fueron colocadas ahí. Pero la idea más recurrente, es que otra madre debe estar buscando y sufriendo por esos restos, que evidentemente son de alguien más que no tuvo un final justo, ya que esa quebrada no es un cementerio y no podemos normalizar el hecho de encontrar restos humanos en cualquier lugar. Pienso en las vidas de Carolina, Telmo, Geovanna, Leonor, Alvaro, etc y miles de desaparecidos más y en el dolor de cada una de sus familias. 

Pero eso no es todo, tengo una noticia aún más injusta, que indigna y duele. La fiscal Mayra Soria ha sido suspendida por parte del Consejo de la Judicatura. Yo me pregunto - ¿Qué hay detrás de esta suspensión? -. No es la primera vez que intenta hacer esto. 
Es un hecho gravísimo, ya que el 29 y 30 de noviembre, se realizaban dos procedimientos claves para el caso de mi hija, por tanto para mi hija. Porque ahora, la indolencia la nombra como un caso, para mi es mi vida entera. 
El jueves 29 se realizaría una nueva toma de versión a Jonathan C y el día viernes 30 de noviembre se reformulará los cargos. Yo me pregunto, si la fiscal está suspendida ¿Quién realizará este procedimiento? ¿Acaso un o una fiscal encargada puede empaparse del caso en menos de 12 horas? 
Ahora me invade la incertidumbre porque las decisiones se toman desde arriba, sin tomar en cuenta que su madre y familia tiene sentimiento de angustia y desesperación y que tenemos el derecho de que se nos informe o notifique acerca de las decisiones que toman con los casos y funcionarios que llevan los casos de nuestros desaparecidos. 
Sin embargo, cada golpe y cada injusticia me fortalece y me llena de fuerza. Junto a mi familia, que ahora rebasa los cientos, seguimos firmes luchando en un puño porque se haga justicia y verdad por Juliana.

Exijo a la Fiscalía una respuesta concreta de que pasará con estos dos trámites legales y exhorto a otras instancias como la Defensoría del Pueblo que verifique los procesos con respecto al caso de mi hija. Espero que estas artimañas no empañen el proceso, ya bastante me debe el Estado con respecto a la investigación, búsqueda y localización de Juliana.
Eizabeth Rodríguez
Madre de Juliana Campoverde, desaparecida desde el año 2012

23 de noviembre de 2018

Familiares de personas desaparecidas se movilizan en contra de la violencia a la mujer

Quito, 23 de noviembre de 2018

BOLETÍN
“Yo  no me canso, yo ando buscando
hasta la huella de tus zapatos,
 tus lágrimas, tus reclamos.
Yo no tengo una guerra perdida
 yo sigo aquí en pie de lucha”

La Asociación de Familiares y Amigas de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) se moviliza por Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer que se realizará este sábado 24 de noviembre de 2018.

Desde las 14:30, familiares y amigos nos concentraremos en la pileta de la Universidad Central del Ecuador (Av. América) para denunciar públicamente que de las 42 953 denuncias de personas desaparecidas, el 67.22% son mujeres.

En el Ecuador, desde el año 2014 desaparecen anualmente 10 500 personas, así lo registró la Fiscalía General del Estado en el reporte de abril de 2018. De ellas, 1577 aún se encuentran desaparecidas.
Como familiares y amigos de personas desaparecidas denunciamos que nuestros seres queridos son más que frías estadísticas, son personas con sueños y metas por cumplir. Además, las inconsistencias en las estadísticas emitidas por la Fiscalía y por la Dirección Nacional de delitos contra la vida, muertes violentas, desapariciones, extorsión y secuestros (Dinased) nos demuestran que no hay una cifra exacta de personas desaparecidas, antes el Estado decía que existe  1606 personas desaparecidas, luego 1718,  4402, ahora desconocemos el número exacto de las personas un día salieron de casa y no pudieron volver, los desaparecieron. 

Somos madres, hermanas, padres, hijos, hijas, tías, sobrinos y amigas que exigimos respuestas. Nos movilizamos y marchamos porque vulneraron los derechos nuestros seres queridos al desaparecerlos y los siguen violentando al no garantizar nuestro derecho a verdad y justicia.

Por el profundo amor hacia a ellas y ellos, seguiremos en las calles, plazas, ministerios y todas las entidades pertinentes hasta que nos devuelvan a nuestros seres queridos desaparecidos, hasta que haya justicia y no más impunidad para todas las personas que fueron encontradas sin vida.

Atentamente:
Isabel Cabrera - 0987182676
Presidenta de Asfadec
Lidia Rueda - 0995601228
Secretaria

“Solos los perderemos, unidos los encontraremos”





Marcha por Día Internacional de la No Violencia contra la mujer

La Asociación de Familiares y Amigas de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) y Comité contra los Feminicidios, Desapariciones y Violencia (Covidefem) invitan a los periodistas, estudiantes, trabajadores, familiares, amigos y a la sociedad en general a participar en la marcha por el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer que se realizará este sábado 24 de noviembre de 2018, es una  marcha en contra de la violencia hacia la mujer.  Más información: aquí



El informe presentado por la ONU con fecha 22 de noviembre de 2017 revela que América Latina y el Caribe es la región del mundo con mayores índices de violencia contra la mujer.  Cada día mueren en promedio 12 mujeres latinoamericanas y caribeñas por el solo hecho de ser mujeres.

Por ello en esta fecha consideramos importante visibilizar lo que sucede en los casos de mujeres desaparecidas y en los casos de feminicidios a través del testimonio de sus familiares y organizaciones amigas. 

Su distinguida presencia enaltecerá esta lucha legítima realizada por víctimas y familiares.

Fecha: 24 de noviembre
Hora: 3pm
Lugar: Plaza Indoamérica - Pileta de la Universidad Central del Ecuador
(Av. America y Perez Guerrero)

Convocan:
COVIDEFEM
(Comité de lucha en contra de la violencia, desapariciones y feminicidios)
Paola Tello: 0998 364 115

ASFADEC :
(Asociación de Familiares y amigos de desaparecidos en Ecuador)
Lidia Rueda: 0995 601 228




12 de noviembre de 2018

La familia que sigue esperando una respuesta


Por Gabriela Vilca*

En Ecuador los casos de desapariciones son pan de cada día, y esta verdad se ve reflejada en el creciente número de múltiples carteles exclamando “Ayúdanos a encontrarlo” pegados en postes a la vista del público. Y es que el número de desaparecidos, por cada año, no hace más que aumentar. En sí, según las últimas estadísticas brindadas por la Fiscalía General del Estado existen 1.495 casos en investigación de personas desaparecidas a nivel nacional, consideradas desde 1970 al primer semestre de 2018. Sin embargo en estos datos fríos, sin rostro, jamás se incluyen las horas de insomnio ni el dolor por el que los familiares acontecen al no saber dónde se encuentra aquel que nunca volvió a casa.

Pilar Tobar y Clelia Abril junto a la cartelera de Camilo Tobar/ Foto: Gabriela Vilca



“A mí no me interesa saber quien fue, sino encontrarle a mi hermano. Vivo o muerto, pero encontrarle”, es lo que expresa Pilar Tobar, hermana de Camilo Tobar, padre de familia de dos niñas, y visto por última vez el 17 de abril del 2012 mientras se encaminaba hacia El Chaquiñán en Cumbayá.  

El último contacto con Camilo fue por medio de su pareja gracias a una llamada telefónica a las 16:20. En ese entonces, Camilo cortó la llamada muy pronto diciendo que estaba ocupado, pero sería al día siguiente cuando su familia se preocupó por su ausencia en el trabajo y empezó la búsqueda encarnizada por su paradero, que su pareja comentaría lo extraño que le pareció el completo silencio de fondo dentro de la llamada. Aún así esa llamada fue el último signo de vida que Camilo dio a su familia hasta la actualidad.


“No es necesario que tu familiar esté desaparecido más de 24 horas para denunciar, lo puedes hacer inmediatamente en la Fiscalía más cercana”, anuncia amablemente la página web de la Fiscalía General del Estado al entrar en el apartado de Desaparecidos, pero Pilar Tobar asegura que el proceso de denuncia y búsqueda dentro de la Fiscalía no es tan floreado como lo pone la frase anterior. Pilar argumenta que la Fiscalía, principalmente, no comienza rápidamente la investigación como debería porque existe bastante prejuicio y falta de seriedad dentro del organismo. “Si eres joven, hombre o mujer, pues te fuiste con tu pareja, te embarazaste o te fuiste de juerga. Si eres adulto, por los 20 años, le traicionaste a tu mujer, estas cansada de tu esposo, te fuiste con el amante, tienes deudas y no puedes pagar”, dice Pilar. También expone que en el país hay una gran falta de leyes que protejan la búsqueda de desaparecidos. Por ejemplo, una jurisprudencia que diga que se puede juzgar a algún sospechoso en la ausencia del cadáver desaparecido; así como la falta de capacitación o educación en el país en materia de búsqueda de personas desaparecidas, tanto en fiscales como policías. No hay universidades en el Ecuador que enseñen a médicos, sociólogos, abogados; y sobretodo psicólogos forenses.


Y ciertamente, de acuerdo a un artículo publicado en El Comercio se resalta que la Fiscalía reconoció ante la CIDH que solo Guayas, Pichincha, El Oro, Los Ríos, Manabí y Azuay tienen personal “exclusivo” para esos casos. En el mismo artículo el fiscal Wilson Toainga asegura que “en el resto de provincias, los casos de desaparecidos son atendidos por fiscales multicompetentes”. Es decir, que el agente designado al caso no solo investiga las desapariciones, sino que también se especializa en asuntos relacionados con accidentes de tránsito, robo de autos, teléfonos, etc.


En el caso de Camilo Tobar la Fiscalía no ha obtenido ningún resultado provechoso ni de utilidad. Durante los seis primeros meses se hizo un estudio, un análisis de llamadas telefónicas que no arrojó absolutamente nada. “En el estudio la mayoría son informes de las telefónicas, 6 años de investigar solamente llamadas telefónicas, ¿qué puedes sacar de ahí? Igual llaman a rendir versión, a los mismos y los mismos. Llega un momento en que estas personas que han rendido versión dicen que no recuerdan, que fue hace mucho. Es una perdedera de tiempo”, exclama Pilar con indignación.  


Pero Clelia Abril, madre de Camilo Tobar, comenta con una fortaleza forjada a pulso en los fuegos de la vida que ella sí que espera por él; aunque cabe mencionar que su espera nunca ha sido inactiva. Al principio de su búsqueda, y debido a un correo electrónico de Inredh que convocaba a un primer plantón con los familiares de los desaparecidos, Pilar Tobar y su madre decidieron ir a la Plaza de la Independencia donde conocieron por primera vez a Walter Garzón, Luis Sigcho y Telmo Pacheco, fundadores de la Asociación de Familiares de Personas Desaparecidas (Asfadec). Y, desde entonces ambas se sumaron junto a ellos al trabajo continuo de la asociación.


La Asociación de Familiares de Personas Desaparecidas (Asfadec), fundada el 28 de abril del 2012, se creó a raíz de la desaparición de Carolina Garzón, hija de Walter Garzón. Telmo Pacheco, actual presidente de la Asfadec, con ojos cansados y actitud apaciguadora cuenta que la principal lucha de su organización es impedir que la gente pase por misma tragedia que sus integrantes. Tal como su caso, al tener desaparecido a su hijo, Telmo Orlando Pacheco Aguilar, desde el 28 de octubre de 2011. Pacheco comenta que en sus actividades como asociación han hecho plantones todos los miércoles a veces frente al Palacio de Go­bierno y a veces frente a la Fiscalía; así como marchas y festivales en son de los desaparecidos. Tras su lucha se formó la Dirección de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) y una Fiscalía para desaparecidos, aunque Pacheco afirma que ambas instituciones no tienen personal capacitado como se debe. Por ejemplo, en la Dinased apenas les dieron 120 horas de capacitación. Además, Telmo afirma que el ex fiscal Galo Chiriboga reconoció que “en el Ecuador la desaparición de personas se les fue de las manos porque no están preparados. Así como las inconsistencias que se han mostrado en las estadísticas brindadas por los organismos”. A pesar de todo esto, Asfadec ha logrado que se agilicen los procesos en la Fiscalía, y mediante sus propios medios y recursos han ayudado y guiado a los familiares de las personas desaparecidas en sus casos, han creando un blog donde se visibilizan los datos de la mayoría de desaparecidos en el país. Sobretodo se han acompañado entre sí en su inalcanzable lucha por encontrar a aquellos que perdieron.


Finalmente, volviendo al caso de la familia Tobar se puede decir que a pesar del peso de la ausencia en los corazones de sus integrantes, en ellos sigue conservándose cierta alegría al rato de reunirse en familia, y al momento de replicar cómo han sobrellevado la tragedia hasta hoy dicen que “con la voluntad, la fuerza. Saber que todos los días son nuevos, y que todos los días hay una posibilidad de que algo salga a la luz, de que algo encontremos. (…) Creo que la esperanza de que haya algo, algún momento no la perdemos y eso es lo que nos anima a todos los días a estar en la calle, buscando, investigando, golpeando puertas, saliendo a las marchas, exigiendo, reclamando, posteando doscientas mil cosas en el Facebook. Todos los días estar ahí con la foto, con la foto, con la foto, con la esperanza de que en algún momento alguien va a ser sensibilizado y va a dar una noticia”, reflexiona Pilar Tobar.



* Estudiante de la Universidad de las Américas (UDLA).









Asfadec presenta Amicus Curiae a favor de Inredh y Covidefem por la acción de protección presentada por el pastor evangélico

Marcha por las personas desaparecidas recorre las calles del centro histórico de Quito, 2018.

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) presentó un Amicus Curiae para la reanudación de la audiencia de acción de protección en contra de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) y el Comité contra la Violencia, Desapariciones y Feminicidios (Covidefem) por compartir en las redes sociales información sobre la desaparición de Juliana Campoverde, joven de 18 años que fue vista por última vez el 7 de julio de 2012, en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito. 

La audiencia se realizará este 15 de noviembre de 2018, a las 14:00, en el Complejo Judicial Sur. 

Ver Amicus Curie



Esta acción de protección fue interpuesta por Patricio C. padre de Jonathan C., procesado por la desaparición de Juliana, quien asegura que se ha vulnerado los derechos de su hijo y su familia porque se ha violentado los derechos de libertad y de protección. Además, del derecho a la integridad física, psíquica, moral y el derecho a la salud; a una vida libre de violencia en el ámbito público y privado; derecho a la no discriminación; la práctica religiosa y favorecer un ambiente de pluralidad y tolerancia; el derecho a asociarse y reunirse; el derecho a la intimidad personal y familiar; derecho a las manifestaciones espirituales, religiosas y sociales; y el derecho de presunción de protección y presunción de inocencia.

Frente a esto, señalamos que Inredh y Covidefem son organizaciones de derechos humanos  que tienen como objeto lograr que se rinda cuentas de la observancia de las normas relativas a los derechos humanos y promover que el Estado cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos que ha contraído al ratificar tratados internacionales.

El amicus curiae se basa en la protección de las personas defensoras de derechos humanos y el apoyo a su labor; instrumentos internacionales de protección para defensores de derechos humanos; y el derecho a la libertad de expresión. Así le señala María Espinosa, abogada de la Asociación.

En ese sentido, el trabajo que realiza Inredh en la difusión de información tiene dos efectos: uno, prevención y la educación tomando dos direcciones: una de formación en materia de derechos humanos, debida diligencia, verdad, justicia y uso de mecanismos de exigibilidad para las víctimas; y otro dirigido a población general sobre el alcance e impactos de este fenómeno, la respuesta estatal y en el caso de que lleguen a ser potenciales víctimas cuales serían los procedimientos que debería exigir de manera emergente.

Según la Organización de Naciones Unidas, en una de sus publicaciones denominada: “Los Defensores de los Derechos Humanos: Protección del Derecho a Defender los Derechos Humanos, Folleto Informativo No. 29”, manifiesta: 

“La labor de los defensores de los derechos humanos a menudo consiste en reunir y difundir información, llevar a cabo una actividad de promoción y movilizar a la opinión pública (…) también pueden proporcionar información para potenciar o capacitar a otras personas. Participan activamente en la facilitación de los medios materiales necesarios para hacer realidad los derechos humanos (…)”.
Por lo tanto, el hecho de investigar y hacer públicos este tipo de delito como la desaparición  pueden contribuir a ponerles fin, evitar que se repitan y ayudar a las víctimas a llevar sus casos ante los tribunales. De esta manera, en el caso presente no existen lesiones a la honra, intimidad o integridad de los señores pastores y su familia, por el contario quien resulta lesionada es nuestra compañera Elizabeth Rodríguez y su familia.

Como familiares y amigos de personas desaparecidas solicitamos a la jueza que el presente Amicus Curiae sea tomado en cuenta en el proceso y que esta juzgadora deseche la demanda de acción de protección por cuanto Inredh y Covidefem no han vulnerado los derechos de libertad y de protección de los pastores. 

Esta demanda constituye una forma de hostigamiento y criminalización al trabajo que vienen realizando estás dos organizaciones en defensa y protección de los derechos humanos y en este caso particular en defensa de los derechos humanos de las personas desaparecidas como Juliana Campoverde y de su familia que durante los 6 años de desaparición han sido continuamente revictimizadas y han estado impedidas de acceder a derechos de verdad, justicia y reparación. 

Contactos de prensa: 

Isabel  Cabrera, presidenta de Asfadec- 0987182676
Lidia Rueda, secretaria 0995601228
María Espinosa, abogada de Asfadec, 0986338495




8 de noviembre de 2018

Asfadec expresa su preocupación por el proceso interpuesto contra Inredh y Covidefem


La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador ante la Acción de Protección interpuesta por familiares del pastor evangélico Jonathan C. presunto sospechoso de la desaparición de Juliana Campoverde vista por última vez el 7 de julio de 2012, en elsur de Quito, en contra de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) y Comité de Lucha contra la Violencia, Desapariciones y Feminicidios (Covidefem) expresa su preocupación y se solidariza como asociación que vela por el respeto de los derechos humanos.

Rechazamos estas acciones que intentan amedrentar a las organizaciones que trabajan por el cumplimiento y la defensa de los derechos de las personas desparecidas y sus familias.

El caso de Juliana Campoverde es un proceso público y que ha estado de forma permanente viciado de irregularidades por lo cual rechazamos todos los intentos por desviar la atención al proceso que se mantiene en contra de Jonathan C.  Conminamos a que las personas imputadas respondan ante el silencio al que se han acogido y que luego de seis años de impunidad se den respuestas claras del paradero de Juliana Campoverde.

Consideramos preocupante que se diese paso a dicha acción de protección, pues se estaría consolidando una clara persecución a organizaciones de derechos humanos con lo que se crea un precedente que limitaría a los defensores de derechos humanos. Este tipo de acciones buscan limitar el deber de la sociedad de exigir respuestas ante la impunidad e indefensión en la que como familiares de personas desaparecidas nos encontramos de forma permanente ante el silencio cómplice de los Estados frente a está problemática social.

Audiencia de acción de protección en contra de INREDH por emitir mensajes sobre la desaparición de Juliana Campoverde interpuesta por pastor evangélico se realizará hoy, a las 14:00, en el Complejo Judicial de Quitumbe, sur de Quito. 

Más detalles de la acción en: aquí 



TwitterFacebook Google Plus you tube rss