7 de marzo de 2016

Desaparición de jóvenes argentinas evidencian debilidades estatales en los procesos investigativos

Quito, 7 de marzo de 2016

Porque las/los desaparecidas/os nos faltan a todas/os

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) nos solidarizamos con las y los familiares y amigas/os de Marina Menegazzo y María José Coni, mujeres argentinas desaparecidas el pasado 22 de febrero y presuntamente encontradas sin vida seis días después, en Montañita, provincia Santa Elena, en el sur de Ecuador. 

Comprendemos la difícil situación por la que están atravesando las/os familiares y amigas/os de Marina y María José ya que en nuestra calidad de familiares de personas desaparecidas sufrimos en carne propia y a diario por no saber qué pasó con los/as nuestros/as, dónde están, quien se los/as llevo
Desde hace años ya que como madres, padres, hermanas, hermanos, amigas y amigos de personas desparecidas exigimos al Estado ecuatoriano efectividad, celeridad e idoneidad en las investigaciones que hagan posible que los familiares de personas desaparecidas y la sociedad ecuatoriana conozcamos la verdad de lo ocurrido y se nos haga justicia. Verdad y justicia para saber qué sucedió con Marina,  María José y con las más de 2.804[1] personas que se encuentran desaparecidas en el país.

Esta vez el dolor de las familias de Marina y María José conmociona al mundo y vuelve a poner en la opinión pública las debilidades y ausencias estatales en materia de investigación y sanción a los responsables. Ha dejado entrever los prejuicios y etiquetas que se ponen sobre las víctimas y ha mostrado la ausencia de un trato reparador y digno que tienen la obligación de darnos a víctimas y familiares y ha evidenciado la falta de verdad y justicia en el país.

Ante los hechos sucedidos señalamos que:

1. Todas las personas, sin distinción alguna, tenemos derecho a circular libremente sin el miedo de que alguien atente contra nuestra integridad física o psicológica, siendo el Estado garante de nuestra seguridad. Por la tanto, rechazamos los juicios de valor que se han vertido tras la desaparición de las dos jóvenes argentinas buscando  culpar de la situación a las propias víctimas. Esta realidad la vivimos a diario en el país cuando nos dicen: “Se fue con el novio, ya volverá” “En nueves meses regresará, luego de dar a luz” “Era un drogadicto, qué esperaban” “Era mayorcita porque no le cuidaron, ya ha de estar muerta” o “sino querían que desaparezcan eran que les cuiden”. Marina,  María José, Carolina, Juliana, Telmo, Luis y los más del 2.000 desaparecidos/as no son culpables, son víctimas y tienen derecho a  que en su nombre se busque la verdad y se haga justicia.

2.  El Estado ecuatoriano es responsable por acción u omisión de las violaciones a derechos que ocurren en el país ya que es el garante principal en materia de derechos y para el caso de desapariciones en particular su obligación es garantizar que los familiares y amigos podamos conocer la verdad. Además, de sancionar a los responsables de los hechos.

Leer carta completa aquí: http://bit.ly/21Sv2w4 








[1] Según datos de la Fiscalía General del Estado de Ecuador.
[2] Corte IDH http://www.corteidh.or.cr/cf/jurisprudencia/ficha.cfm?nId_Ficha=314&lang=es
[3] PLAN V. Muerte en Montañita: los cabos sueltos de la versión oficial. Disponible en: http://bit.ly/24yyqeA
[4] El TÉLÉGRAFO. En Ecuador hay una base de datos de 800 cadáveres N.N. http://bit.ly/1TsQxza
[5] Asfadec registra los casos de desaparición  que son reportados por las familiares a la Asociación. Por lo tanto, esta lista no es un registro nacional y total de casos desaparecidos en el país. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss