4 de junio de 2015

´Hoy es uno de los días más tristes de mi vida'

¡Mi ángel perdido!  Hijita de mi corazón, hoy es uno de los días más tristes de mi vida, hoy 4 de junio es tu cumpleaños. Cualquier persona que lea la presente dirá esta madre está loca, pero tú y yo sabemos que no es así que mi tristeza es no solo justificada sino que a medida que pasa el tiempo va en aumento ¡Sí! hoy es tu cumpleaños, pero no te tengo cerca para festejar,  para darte un abrazo, para llenarte de besos. Así como lo hice un día como hoy hace 21 años.


Angie Carrillo desapareció el 28 de enero de 2014.
Un día sábado 4 de junio de 1994, a las 23h45, llegaste a mi vida. Mi muñequita de carne y hueso. La verdad aquel día me encontré con muchos sentimientos encontrados, pues yo en aquel entonces era una niña recibiendo a otra niña. Con toda la incertidumbre y temor que sentía cuando te miré por primera vez entendí el concepto de amar sin límites. Sentí el corazón con una fuerza indescriptible ya no importaba yo, ni mis miedos  ni mis temores, a partir de ese momento solo importabas tu mi adorada Angie.

No puedo entender como hoy que debería ser un día de celebración mi alma grita y se desgarra por tu ausencia ¿Dónde estás mi ángel? ¿Dónde?

Hoy en tu cumpleaños 21 hija hermosa, y en ese lugar del mundo que debes estar y que desconozco, quiero decirte que te doy las gracias por haber llenado de dicha, amor y felicidad todos los corazones a los que lograste llegar, especialmente el mío y el de cada uno de los que contagiaste con tu risa, tus bromas, tus manías…pero sobre todo con tu espíritu de lucha... A ti mi amor, mi ángel, gracias le doy a Dios por haberme bendecido con la dicha de ser tu mamá, por haberme dado el beneficio de recibirte en mis brazos, cobijarte cuando tenías frío o cuidarte cuando enfermaste... De verte crecer y convertirte en la mujer que eras. Gracias por haber iluminado mis días con tu sonrisa, cobijarme en tus brazos cuando te necesité y darme aún hoy razones para seguir adelante, luchando por ti, por nosotras, por nuestro futuro, dándome razones para continuar hasta lograr alcanzar el sueño de volverte a ver, besar, abrazar.

Hijita de mi alma, quiero contarte tantas cosas que en estos meses interminables me han sucedido, sobre todo quisiera contarte que no he dejado de buscarte ni un solo día, pero hoy que es un día tan especial solo quiero decirte que Te amo como el primer día. A pesar de que no estés. Quiero contarte que todos los días renuevo mi fe en Dios, pero sí  es cierto hay días que me revelo y mi alma le grita y le pregunta: ¿Dónde está mi hija Señor, tú me la diste por favor no me la quites? ¿Señor por qué ignoras el llamado que te hago con lágrimas quemando mis ojos? ¿Acepto mi cruz Señor, pero cuánto tiempo más?

Mi princesa, quiero que sepas que desde que naciste cada mañana me levanté con un optimismo que jamás había tenido en mi vida, no sabía qué era eso y lo aprendí contigo. Pero desapareciste y el pesimismo volvió, todavía te lloro. Te lloramos cada día cuando una decepción toca la puerta ¿Por qué te fuiste mi pequeña? ¿Por qué nos dejaste hace tantos meses y no regresas, qué te hicieron?


Feliz cumpleaños mi amor dicen que en estos días tan especiales se puede pedir un deseo. Mi más grande deseo es que vengas a mis brazos. Llorando le pido a Dios que haga realidad este sueño. Mí adorada Angie regálame la bendición de tu presencia. Alúmbrame la vida, porque desde que no estás todo es una oscuridad donde la esperanza es una vela encendida que me evita caer por las escaleras, pero la vela está por consumirse y tú no llegas. Ven hija mía. Te extraño, te amo… Por siempre en mi corazón, mis pensamientos, mis oraciones... Te extrañaré eternamente hasta el día de nuestro reencuentro.  Tu mamá”.

Carta de Yadira Labanda al cumplir su hija, Angie Carrillo, 21 años de edad.
Angie está desaparecida desde el 28 de enero de 2014

Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss