14 de mayo de 2015

Ecuador acuerda con México identificar a desaparecidos

La Cancillería de esta nación pretende crear un banco genético a fin de enviar muestras de ADN al Gobierno mexicano para identificar a sus ciudadanos desaparecidos en la frontera con EE.UU. 


Los Ejecutivos de Ecuador y México están en contacto en el marco de un convenio que les permita identificar a inmigrantes ecuatorianos desaparecidos en México que intentaban llegar a Estados Unidos, mediante pruebas de ADN. 

Un alto funcionario de la Cancillería ecuatoriana informó que la nación suramericana ha insistido al gobierno mexicano en crear un banco genético que ayude a identificar rápidamente a los desaparecidos y víctimas de la “migración riesgosa”.  

El subsecretario de la Comunidad Retornada Migrante Ecuatoriana,  Humberto Cordero, informó que las partes deber acordar aceptar los estudios de ADN a fin de reconocerlos. 

"De parte de los dos países ha habido conversaciones para establecer los protocolos que permitan que estos exámenes de ADN puedan ser aceptados con claridad por las dos partes y que las instancias pertinentes los reconozcan", añadió. 



El gobierno de Quito (capital ecuatoriana) ya ha enviado muestras a México para identificar a sus ciudadanos desaparecidos.  

Sin embargo, voceros de la la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación (de las que depende el Instituto de Migración) aseguran que tal proceso de negociación para recolectar ADN se esté llevando a cabo, señala la agencia Associated Press (AP). 

No obstante, dijeron que entre México y Ecuador existen convenios ya suscritos de intercambio e información de migrantes, así como acuerdos vigentes en el marco de la Interpol, en los que Quito ha solicitado ayuda. 

Los casos de migración ilegal se llevan con absoluta reserva.

Agentes migratorios de México han localizado cuerpos de personas que el gobierno cree son de nacionalidad ecuatoriana. No tienen identificación y solo se sabe que han sido víctimas de grupos narcotraficantes que los secuestran para extorsionar a sus familias o para obligarlos a llevar drogas.

La Comunidad Retornada Migrante Ecuatoriana registró 128 casos de desaparecidos que viajaban por rutas irregulares a Estados Unidos en 2014.  Ese año lograron localizar a otros 114 migrantes vivos que se encontraban en países de Centroamérica y México.

 DATO >>>  El caso ecuatoriano más conocido en México es el de Freddy Lala, quien fue raptado en el estado de Tamaulipas (noreste)  por hombres armados del cártel de Los Zetas. Tras esa redada resultaron muertos 72 migrantes que se negaron a trabajar para ellos.  Lala sobrevivió luego de hacerse el muerto con un tiro en el cuello. México se comprometió con la identificación de 314 cadáveres de presuntos migrantes encontrados en fosas clandestinas localizadas en San Fernando (Tamaulipas) y en Cadereyta (Nuevo León, norte). La mayoría de esos cuerpos aún siguen sin identificar. 


"El caso de México es un caso que nos preocupa y con ellos hemos abordado estos temas", dijo Cordero. De acuerdo con AP, los ecuatorianos que salen de zonas rurales a cruzar la frontera pagan entre 10 mil y 20 mil dólares a traficantes de personas, conocidos como coyotes o guías. La Cancillería llamó a  los que tengan información sobre migrantes a que la entreguen a esta Cartera de Estado.   Casi un millón de ecuatorianos viven en situación ilegal en Estados Unidos, de donde 641 personas fueron deportadas el año 2014. De ellos, 80 por ciento provienen del sur del país.

Contenido publicado originalmente en:
----------------------------------------------
Monitoreo de medios de comunicación


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss