14 de marzo de 2019

Maribel Ángulo: el Estado y el hospital deben devolverme a mi hijo desaparecido

Hace 8 años hijo mío, Álvaro Nazareno, te desparecieron del lugar donde se supone te estaban cuidando, el Hospital Eugenio Espejo de Quito. Llegamos desde Esmeralda llenos de esperanza para que te atendieran porque estabas complicado de salud, aquel día no hubo un buen trato en el hospital, pero lo soporte porque necesitaba que te atendieran. No nos permitieron acompañarte mientras estábamos ahí en el hospital, me mandaron a dejar los exámenes de sangre cuando una enfermera debía encargarse de eso, fue en cuestión de minutos que al regresar no te encontré hijo, pregunté desesperada a todas las enfermeras, a las que te estaban atendiendo, a los doctores, a la seguridad, pero nadie me supo dar información, nadie te vio, nadie se pronunció, para ellos fue normal el que no estés. 

Para mí fue el inicio de un camino que nunca imagine recorrer, un camino que hasta ahora lo sigo con rabia y fuerza porque te voy a encontrar. No puede ser posible que dentro del hospital te hayan desaparecido, no puede ser posible que a los 8 años el mismo hospital no haya dicho nada y el Estado haya silenciado el caso y pretenda callarnos. El dolor que siento ante la desaparición de mi hijo es insuperable, este dolor es solo comparable con mi impulso de exigir tu búsqueda, que me devuelva el hospital, que me devuelva el Estado a mi hijo. 

Las injusticias que hemos vivido todos los familiares son innumerables, como se burla Fiscalía de nosotros día a día, solo nos muestra que no está ahí para apoyarnos, todo lo contrario, esta para no buscar a nuestros seres queridos. 

Hijo mío donde quiera que te tengan, no dejare de buscarte, esta madre con el corazón en la mano no deja de gritar tu nombre, no deja que apague tu voz, no dejare que me arrebaten a mi hijo un año más. No dejaré de gritar por todos y todas las que nos faltan, pero sobretodo no dejaré que Fiscalía y el Hospital Eugenio Espejo se salgan con la suya. Mi dolor de madre, mi alma partida se ha convertido en mi motor de exigencia para encontrar respuesta y verdad. Te voy a encontrar Álvaro y juntos andaremos por el camino de la lucha, sin importar las veces que nos cierren las puertas de justicia y verdad las autoridades, mi grito será tu grito, tu nombre no dejara de sonar. 

Te amamos y no dejamos de buscar hijo mío. 

#NosFaltaÁlvaro
#NosFaltanTodasYTodos
#EstadoResponsable
#8AñosSinÁlvaro

Carta de Maribel Ángulo que busca incansablemente a su hijo.

Maribel Angulo siente que una parte de su vida se quedó en el hospital Eugenio Espejo tras la desaparición de su hijo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss