4 de abril de 2016

"Acudiremos a todas las instancias necesarias para encontrarlos"

Quito, 4 de abril de 2015.

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) se solidariza con la señora Zoila Chimbo que busca a su hijo Luis Eduardo Guachalá desaparecido desde  el 17 de enero de 2004 cuando estaba internado en el Hospital Psiquiátrico Julio Endara de la ciudad de Quito.


Zoila Chimbo busca a su hijo hace 12 años. Foto: CIDH
Nos sumamos a su lucha de exigir  verdad y justicia en cortes internacionales y nacionales pues por nuestros seres queridos acudiremos a todas las instancias necesarias  con el fin de conocer el paradero de nuestros familiares que fueron desaparecidos.,

En Ecuador de enero de 2013 a junio de 2015 se ha registrado 29.309 denuncias de personas desaparecidas. A estas se suman 240 desapariciones que datan desde antes  del año 2013. Así lo informó la Fiscalía General del Estado del Ecuador.

Como familiares y amigos de personas desaparecidas reconocemos que algunas entidades públicas han realizado algunos esfuerzos en el caso de desapariciones, sin embargo, a la fecha estas acciones no han resultado idóneas, eficientes y eficaces pues nuestros seres queridos aún siguen desaparecidos.

Consideramos que el Estado ecuatoriano es responsable por acción u omisión de las violaciones a derechos que ocurren en el país ya que es el garante principal en materia de derechos y para el caso de desapariciones en particular su obligación es garantizar que los familiares y amigos podamos conocer la verdad. Además, de sancionar a los responsables de los hechos.

Una vez más señalamos que la investigación de los hechos por parte del “Estado debe ser realizada sin dilación y con la debida diligencia; siendo una obligación que debe cumplirse “con seriedad y no como una simple formalidad condenada deantemano a ser infructuosa; debiendo ser asumida por el estado como un deber jurídico propio y no como una simple gestión de intereses particulares, que dependa de la iniciativa procesal de la víctima o de sus familiares o de la aportación privada de elementos probatorios, sin que la autoridad pública busque efectivamente la verdad” [1].

Relatamos a continuación algunas de estas falencias que todas y todos nosotros hemos encontrado en las investigaciones llevadas por la Unidad Especializada en Investigación en Desapariciones y la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), así como Unidad de Personas Desaparecidas de la Fiscalía.

Primero. La falta de capacitación tanto humana como técnica de los agentes fiscales y policiales a cargo pues todavía no cuentan con los elementos necesarios para enfrentar esta problemática. No existen profesionales en ciencias forenses y criminalística para el desarrollo de pericias y procesos investigativos. Hasta el día de hoy no se cuenta siquiera con antropólogos forenses y pese al ofrecimiento del Fiscal General del Estado,  Galo Chiriboga, la Unidad de Desaparecidos no cuenta con el equipo de profesionales (psicólogos trabajadores sociales, antropólogos, médicos, etcétera).

-  Segundo. La obstinación con mantener una teoría del caso y no aceptar o no escuchar las recomendaciones de los familiares.

-   Tercero. Hasta el día de hoy no se ha concretado la realización de una Base de Datos interinstitucional y de carácter nacional que dé cuenta de la información de personas, no identificadas (NN) que sean atendidas por instituciones públicas y/o privadas de salud, albergues, hogares de paso, centros de desintoxicación, etcétera. Tampoco existe una base de datos única de personas NN que hayan sido enterradas en diversos cementerios del país de áreas urbanas y/o rurales.

-  Cuarto. Consideramos que es  necesario  que traigan peritos extranjeros para llevar a cabo las investigaciones y  que no tengamos que esperar meses o hasta años para tener asistencia internacional penal como sucede en nuestros casos.


-    Quinto. Nuestros/as desaparecidos/as no son cifras. Tienen nombre y apellidos los llamamos padres, hermanos, madres, hijos, amigos… 



Hoy Asfadec participó en el coversatorio sobre desaparición forzada en la sede de la Cofederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Asfadec).



Audiencia Caso Guachalá en la CIDH (Video) 




Atentamente:

Telmo Pacheco, presidente de Asfadec. 






[1] Corte IDH http://www.corteidh.or.cr/cf/jurisprudencia/ficha.cfm?nId_Ficha=314&lang=es

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss