30 de mayo de 2015

Rocío Mendoza: “Yo sé que mi hija ya no está sufriendo pero el dolor queda, seguiré buscando justicia”.

Por: Fernanda Báez, reportera de Ayúdanos a encontrarlos - Rayuela Radio.

Rocío Mendoza, madre de Kerly Verdesoto. Fotografía tomada de diario El Comercio.
Pasaron casi cuatro años para que Rocío Mendoza vuelva a  tener noticias sobre  su hija, Kerly Verdesoto Mendoza, desaparecida el 24 de septiembre de 2011, en el cantón Milagro.
El pasado 8 de mayo una llamada le dio la respuesta del paradero de su hija que este julio cumpliría 22 años. Kerly había fallecido  y su cuerpo estaba en la piscina de conservación de cadáveres de la Universidad de Guayaquil. Así lo informó la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) que indaga cómo llegó el cadáver de la joven a esta universidad.
“Yo desde que entré le vi el cabello, las manos. Yo en mi interior decía: "es mi hija”, dijo Roció Mendoza, madre de la  joven, para Ecuavisa.
El descubrimiento del cuerpo de la mujer se da tres años y ochos meses después de su desaparición. Esto dentro de la investigación que inició la policía en dos universidades de Guayaquil en las que se examinaron la identidad del cuerpo. Alrededor de 80 cadáveres más  permanecen en las facultades de Ciencias Médicas. El propósito es determinar si estos cuerpos tienen relación con otras desapariciones.
Para el Decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Guayaquil lo sucedido no  le sorprende, puesto que ha ocurrido antes, aunque no es muy común, dijo para la cadena televisiva. 
Mendoza  en una entrevista para El Telégrafo en 2014, dijo  que su hija  pasó de ser hacendosa y cariñosa a una chica rebelde, esto debido a sus gustos musicales. “No estaba de acuerdo con lo que ella empezó a hacer, yo le prohibía hacer eso aquí porque siempre he escuchado que eso trae cosas malas, casi un año estuvo así, los últimos 3 meses empeoró”.
La madre se enteró  que un día Kerly se fue a otra ciudad a presenciar un concierto, pero nunca pidió permiso, como castigo decidió quemarle los cuatro  discos. Esto agravó la situación.
Ese día, 24 de septiembre, Kerly salió de su casa, situada en la cooperativa Apolo, en el cantón Milagro.  Robert Verdesoto, padre de la joven, intentó evitar que ella salga pero él resbaló y Kery logró irse. Los padres pensaron que volvería cuando se le pase el enojo y como se fue por cuenta propia no pusieron la denuncia por desaparición hasta después de un año, cuando no pudieron más con su ausencia.
El pasado miércoles, Rocío pensó que con la recuperación del cadáver y sepelio de su hija, su alma iba a estar más tranquila, pero su pesadilla no se acaba. Ni las flores se habían marchitado cuando la tumba de la joven fue profanada pocas horas después de sepultarla en el cementerio general de Milagro. Sus ojos aún estaban hinchados de llorar. Miraban la tumba abierta de Kerly. Aunque no lograron sacar el cuerpo, la Fiscalía ya investiga el hecho como una nueva pericia contra la joven.
Por la profanación del cuerpo de Kerly hay un detenido. Él es Ángel, exnovio de la muchacha, quien sería el presunto sospechoso  de su muerte. Según el fiscal que lleva el caso, Edisón Daquilema, hay la posibilidad de que exista un complot entre los familiares del detenido por eliminar el cuerpo de Kerly. Esto servirá posteriormente como evidencia científica en las investigaciones del caso.
Su madre dice que seguirá exigiendo justicia hasta que se esclarezca el hecho y se detenga los culpables. Ella recuerda haber recibido una supuesta llamada de Kerly pidiéndole auxilio porque un hombre se la quería llevar a la fuerza y le dijo que estaba en Santo Domingo de los Tsáchilas. Las investigaciones determinaron que el llamado se efectuó desde otra provincia, por lo que sospechan que pudo ser un engaño, pero a su madre le queda la duda. “Yo sé que mi hija ya no está sufriendo pero el dolor queda”.
La investigación que se realiza para esclarecer la muerte de la chica aún continúa su curso.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss