21 de enero de 2015

Drama por migración irregular

La mañana de ayer el pequeño hijo de Mario Lojano cumplió un año más de vida. Su deseo al soplar la vela número cuatro fue volver a ver a su padre, quien lleva seis meses desaparecido en la frontera entre México y Estados Unidos.

Teresa Lojano, madre del desaparecido, enseña la foto de su hijo, quien partió hace seis meses hacia 
“El papá siempre le traía una tortita para celebrar, no quisimos que este día pase como cualquier otro; en la mañana preguntó por (su padre) el Mario, le dijimos que se esté tranquilo, que ya ha de regresar”, dijo Teresa Lojano, madre del desaparecido.

La mujer pide, desesperada, ayuda para encontrar a su familiar. La última vez que escuchó su voz fue durante una llamada en la que le dijo que estaba en el desierto de México, listo para cruzar la frontera, días después recibieron la noticia de que había sido detenido; nada más se supo de él.

 Extraviados
Como su hijo, al menos 200 migrantes ecuatorianos, la mayoría del austro del país, están extraviados en Norteamérica, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores. La organización 1800migrante cree que el número fácilmente podría duplicarse si se toma en cuenta los casos que no han llegado a denunciarse en la Cancillería por temor a represalias de los coyoteros.


La organización de apoyo jurídico atiende 96 casos de desapariciones de migrantes, entre ellos el de Mario Loja, que dejó de comunicarse con su familia en julio del 2014. Su desaparición fue reportada en noviembre en el Ministerio de Relaciones Exteriores y este lunes fue llevado por su familia ante 1800migrante con el afán de obtener alguna pista sobre su paradero.

 Búsqueda
Según la jurista Andrea Ledesma, el primer paso dentro de la búsqueda de Mario Lojano, fue el reconocimiento de fotografías en la Cancillería, pero ninguno de los retratos coincidió con el de la víctima.


Ayer se enviaron las huellas dactilares, registros de placas dentales, fotografías e identificaciones de Lojano, a las fiscalías de los estados fronterizos de México y Estados Unidos, para que sean comparados con detenidos y cadáveres no reconocidos. Se esperará 20 días para saber si hay algún resultado.


Previamente los familiares de Lojano contactaron a una hermana del migrante que vive en Estados Unidos, quien lo buscó en los estados de Texas y Washington, sin resultados positivos. Temen que Lojano no haya salido del Desierto de Chihuahua, un territorio que duplica la extensión de todo el Ecuador y en donde encontrarlo es una tarea más que complicada.

 Drama
Y mientras la búsqueda de Lojano continúa por la frontera entre México y Estados Unidos, en Ecuador su familia trata de sobrellevar el peso de un viaje por el cual, a cambio de una ilusión perdida, la familia adquirió una deuda de 18.850 dólares ante un supuesto usurero.


La abogada Andrea Ledesma sostiene que la misma persona que se ofreció a prestar el dinero para el viaje habría llevado a Lojano donde el presunto coyotero que le facilitó la salida del país. El caso está siendo tratado por la Fiscalía del Azuay junto a 15 procesos más que presentan similares características.


Pero a pesar de la interpelación judicial, la familia se ha visto acosada para pagar la deuda con un 36 por ciento de interés anual, los presuntos usureros les amenazan, según Teresa Lojano, con quitarles su único bien, una casa de adobe y teja en la que ella, su nuera y sus cuatro nietos sobreviven bajo duras condiciones.


“Una vecina me da trabajo un día o dos, otro día voy a lavar y así sale para la comida, no podemos pagar la deuda”, dice en tanto Rosa Pintado, esposa del desaparecido, que aún espera el regreso de su esposo.


Al igual que ella nadie en la casa de la familia Lojano quiere pensar lo peor; en su casa, la foto de Mario ocupa un lugar junto al altar de “los santitos” de la familia. Su imagen está siempre presente entre ellos, quienes esperan volver a verlo con vida. (JPM) (I)  


Desaparecidos
Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el número de migrantes desaparecidos supera las 200 personas.


Complicidad
La Fiscalía considera que los coyoteros actúan de la mano con usureros en temas de migración irregular.


Casos
En cinco años, 70.000 migrantes de todo el mundo desaparecieon en México, según organizaciones sociales.

Contenido publicado originalmente en:
---------------------------------------------
Monitoreo de medios de comunicación 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss