1 de junio de 2015

Cuatro cuerpos de personas reportadas como desaparecidas fueron encontrados

Lunes, 1 de junio de 2015

Informe semanal

Por Alejandra Morales, reportera de Ayúdanos a encontrarlos - Rayuela Radio

Informe  semanal sobre los casos de personas localizadas publicados en la página de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) en la semana del 25 al 31 de mayo.

Reencuentro de Gladys Araujo con su hijo Luis Francisco. Foto: Policía Nacional del Ecuador
El jueves 28 de mayo se localizó a Luis Francisco Arana Araujo quien, afortunadamente, fue encontrado con vida luego de ocho años de estar alejado de su hogar. 

Su madre, Gladys Araujo, presentó la denuncia de la desaparición de su hijo el 22 de enero del año anterior, según informó diario Expreso. Él estaba desaparecido desde el 2007, cuando tenía 14 años.

La Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) se contactó con las personas que aseguraban conocer el paradero de Luis Francisco, quien se ganaba la vida lavando carros por las calles Colón y la Séptima y como ayudante de una mecánica en la ciudad de Guayaquil, provincia del Guayas.

Arana aseguró que decidió dejar su hogar ante el trauma de haber perdido a su hermano menor.

Otro hallazgo de dos personas reportadas como desaparecidas se desarrolló el 23 de mayo, los agentes de la Dinased junto al personal de Criminalística y de la Fiscalía General del Estado encontraron los cuerpos sin vida de Beatriz López (54 años) y su hijo David Núñez (19 años) desaparecidos el 20  de octubre del 2012, en Cayambe en la provincia de Pichincha.

Las osamentas fueron localizadas bajo los cimientos del patio trasero de una propiedad de López en el cantón Cayambe.

Según el portal web del Ministerio del Interior, no hay información exacta sobre las razones de la desaparición y hallazgo sin vida de madre e hijo.

Lo último que se conoce es que López y su hijo habrían salido de viaje y desaparecieron. Sin embargo, con esta hipótesis no concuerda  Blanca López, hermana de Beatriz, que había señalado anteriormente, que la ropa y las cosas de su hermana y sobrino estaban intactas en la casa de Cayambe.

Según López, sus dos seres queridos posiblemente fueron víctimas de un asesinato. Su argumento se basa en dos elementos: primero, cinco meses antes de la desaparición, Beatriz denunció en la Fiscalía del cantón que recibía amenazas de muerte por su ex pareja. Segundo, que en la prueba de luminol realizada en la casa de la hoy desaparecida encontrada sin vida se registraron rastros de sangre en la habitación, sala, baño y en el patio. Estos elementos no fueron tomados en cuenta por el fiscal de Cayambe, enfatizó López.

Por la muerte de las dos personas  hay dos  sospechosos,  identificados como J.D. y K.T, en prisión preventiva.Ellos fueron aprehendidos  en la ciudad de Riobamba, provincia de Chimborazo.

Otro caso similar ocurrió el martes 26 de mayo cuando  fue encontrado el cuerpo de Odalis Ileana S. R., de 5 años, reportada como desaparecida el 12 de mayo en el cantón Salinas de la provincia de Santa Elena.

De acuerdo con la noticia publicada por diario La Hora, con fecha 26 de mayo, los restos de la niña fueron localizados en estado de descomposición dentro de una cisterna y envuelto en sábanas.

También se detuvo a dos sospechosos, el primero identificado como Andy Daniel M.A., quien vivía en la casa donde se realizó el allanamiento. Andy es familiar del conviviente de la madre de la niña y conductor de la buseta de recorrido de la pequeña Odalis.   El otro presunto sospechoso implicado en el crimen fue detenido en la ciudad de Guayaquil, en la provincia del Guayas.

Odalis desapareció tras ser retirada  la escuela por su presunto tío. La madre de la niña colocó la denuncia y agentes de la Unidad de Investigación de Personas Desaparecidas, en coordinación con la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) dieron con el cuerpo sin vida de la pequeña 14 días después de la desaparición.

El cuerpo de Kerly Gabriela Verdesoto Mendoza también fue localizado sin vida el pasado 8 de mayo, en la morgue de la Universidad de Guayaquil. Sin embrago, su madre, Rocío Mendoza, recibió los restos  de  su hija el miércoles, 20 de mayo, para el sepelio.

Verdesoto desapareció el 24 de septiembre de 2011, en el cantón Milagro, provincia de Guayas. Tras tres años y ocho meses se conoció el paradero de la joven que este julio hubiera cumplido 22 años de edad.

La joven  fue enterrada en el cementerio de la ciudad de Milagro. Tras el entierro cuando la familia se retiró del cementerio,  la tumba de Verdesoto fue profanada por cuatro personas, quienes podrían ser familiares del exenamorado de la joven,informó Edison Daquilema, fiscal que lleva el caso, a diario El Comercio.

Actualmente, la tumba de la joven se encuentra bajo resguardo policial y la Policía aspira encontrar nuevas evidencias sobre la identidad de los profanadores.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss