28 de julio de 2014

Tras el rastro de Juliana Campoverde

La tercera reconstrucción de los hechos por parte de la Fiscalía, en la indagación de la  desaparición de la joven Juliana Campoverde se efectuó hoy en la tarde, en el edificio Torres Tenerife, ubicado en la avenida 6 de Diciembre y Whymper de Quito.
Elizbeth busca a su hija desde hace dos años.

Se la realizó en ese lugar, pues supuestamente la joven habría acudido allí tres días después de su desaparición. El paradero de Juliana es desconocido desde el sábado 7 de Julio del 2012, ella desapareció mientras se dirigía a su local de productos naturales en el sector de la Biloxi, sur de Quito.

Uno de los sospechosos, pastor de la iglesia evangélica que Juliana asistía con su madre Elizabeth Rodríguez, estuvo presente en la diligencia. Pues, en ese tiempo él trabajaba en ese sitio. No quiso brindar declaraciones al salir.
De acuerdo a la madre de Juliana, al tercer día de su desaparición, apareció un mensaje en la red social de su hija, y según el rastreo de la dirección IP (Protocolo de Internet), provino de ese lugar. “Solo pido a las autoridades competentes que se haga justicia. Lo único que puedo decir es que mi hija nunca vino a estas oficinas, y ese mensaje no lo escribió ella”, comentó al finalizar la reconstrucción.
Juliana Lisbeth Campoverde Rodríguez, tenía 19 años cuando desapareció. Ella estaba inscrita en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica. Vivía con su madre y su hermano Ronny en el barrio Terrazas del Pichincha, en el sur de la capital.
A inicios del 2012, el pastor de la iglesia evangélica y principal sospechoso, adoptó el nombre falso de 'Juan Solano' en una red social. Con esa identidad mantenía conversaciones en el 'chat' con Juliana por meses.
 Y a través de ese medio virtual intentó convencerla de que ella se case con un hermano de la congregación evangélica, porque eso era 'una revelación de Dios'.   Ella se negó, y a los pocos días la joven desapareció sin dejar rastro.
Susana Valencia, presidenta de la Asociación de Asesinados y Desaparecidos de Ecuador (Anadea), quien estuvo presente en los bajos del edificio, junto con otros familiares para apoyar el caso de Juliana Campoverde, afirmó que espera la actuación de las autoridades judiciales en ese caso, como en todos los de la agrupación.

Contenido publicado originalmente en:
Publicado el 21 de julio 2014
-----------------------------------------------------
Monitoreo de medios de comunicación 

Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss