16 de julio de 2014

Fiscalía encuentra los cuerpos de dos personas reportadas como desaparecidas

 La Fiscalía Especializada en Investigación de Personas Desaparecidas localizó los cadáveres de Boris Llumitaxi y Jackson Díaz Aisaga, reportados como desaparecidos por sus familiares en el 2014 y el 2013 respectivamente.
Dentro de las investigaciones, el fiscal del caso, Pablo Jaramillo, solicitó a la Morgue de la Policía Nacional en Quito revisar en sus archivos el ingreso de cuerpos con características de los dos ciudadanos.
El resultado del cotejamiento de las huellas necrodactilias de dos cadáveres que estuvieron en la morgue de la Policía en Quito, con el del banco de huellas dactilares de desaparecidos proporcionadas por el Registro Civil, confirmó que se trata de Llumitaxi y de Díaz Aisaga.
Según la denuncia presentada por la madre de Boris, el 20 de enero del 2014,  él salió de su domicilio, ubicado en el sur de Quito, en agosto del 2012, rumbo a su trabajo y no regresó.
En cambio, el levantamiento del cadáver de Boris Llumitaxi se realizó el 16 de agosto del 2012. Él tenía 34 años cuando falleció presuntamente en un accidente de tránsito.
Jackson Díaz Aisaga, de 40 años, desapareció en febrero del 2013.  Según la denuncia de su desaparición, él vivía en un hotel del centro de Quito con su pareja. Cada 15 días llamaba a su hermana y dejó de hacerlo por dos meses. Entonces ella llamó a la conviviente de su hermano quien le respondió que Jackson estaba preso en Ambato y que habían terminado la relación hace dos meses, precisamente.
Contenido publicado originalmente:

Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss