19 de marzo de 2018

Asfadec: Fiscalía debe clarificar las estadísticas sobre personas desaparecidas


Quito, 19 de marzo de 2018

Pronunciamiento público

El 5 de marzo de 2018, diario El Comercio publicó: “Desde 1970 a diciembre del año pasado (2017), la Policía Nacional ha localizado a 40 943 personas que fueron reportadas como extraviadas en el país. El 98,3% fue encontrado con vida. Según las estadísticas del Ministerio del Interior, difundidas en su página web, el 92,1% de ellas decidió ausentarse de casa por voluntad propia, sin que nadie se entere”. Dos días, después el diario Metro en su edición impresa publicó “Desaparecen por su voluntad” citando como fuente las estadísticas del Ministerio del Interior.

Frente a esto, nosotros como familiares de personas desaparecidos que conformamos la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) denunciamos públicamente, que el fenómeno de la desaparición está presente en el Ecuador y es necesario abordarlo desde muchas aristas, por eso exigimos a la Fiscalía General del Estado clarificar las estadísticas, pues consideramos que existen inconsistencias, así como las denunciadas en el 2016.

1.     Según la Policía Nacional, desde 1970 a diciembre de 2017 se ha localizado a 40 943 personas reportadas como desaparecidas en el país; sin embargo, desconocemos si las personas encontradas se debe a los procedimientos de la entidad estatal o porque regresaron solas a su hogar o porque fueron halladas por terceros.  

2.    Las estadísticas emitidas por la Fiscalía General del Estado han ido modificándose constantemente y sin explicación alguna. En enero de 2016, la Fiscalía señaló en su reporte que de enero de 2013 a junio 2015  se registraron 29.039 denuncias de desaparición de personas; pero esta cifra cambió en agosto de 2016, cuando Fiscalía entregó otro reporte a Asfadec señalando que el número de denuncias entre 2013 a 2015 era  20123, es decir, 8 916 denuncias menos. Y de este universo de desapariciones, el 67% son mujeres. Este fue el último reporte que la Fiscalía dio a la Asociación.

En septiembre de 2017,  Carlos Baca Mancheno, fiscal general del Estado y César Navas,  ministro del Interior, anunciaron otra cifra. Totalmente alejada a la de 2016.  En este reporte, dijeron que desde 1970 hasta el 31 de mayo de 2017, se registraron 38 514 casos de personas desaparecidas.

Ahora,  en el portal web del Ministerio del Interior ya no se encuentra el universo total de denuncias de desapariciones, sino los supuestos localizados. Se haba de 40.943 personas encontradas y 1577 desaparecidas. De ellas, el 45% son mujeres, es decir, que hubo una reducción del 67% al 45%.

Cabe mencionar, que pese a que la Asociación ha solicitado de forma escrita por tres ocasiones a la Fiscalía los reportes estadísticos de personas desaparecidas registradas por esta institución, hasta la presente fecha no hay respuesta.

3.    La falta de información es una vulneración al derecho al acceso a la información pública, que es un derecho constitucional que constituye una herramienta fundamental para la protección de los derechos humanos, ya que la información en manos de la ciudadanía, le permite interactuar con el Estado a efectos de establecer mecanismos conjuntos de participación, acción, entre otras.

4.    También, denunciamos que la página web creada por Ministerio del Interior el año pasado,  desaparecidosecuador.gob.ec para "sensibilizar a la comunidad y visibilizar el problema de las desapariciones que tenía como fin mejorar la difusión de las imágenes de las personas desaparecidas y reducir su incidencia a través de información a la comunidad", no recoge todos los casos de personas desaparecidas, como es el caso de nuestro compañero Gustavo Garzón Guzmán, escritor ecuatoriano desaparecido el 10 de noviembre de 1990, en Quito.

5.    Finalmente, queremos  enfatizar que la difusión de estadísticas no unificadas e inconsistentes afecta a nuestros seres queridos desaparecidos y a sus familiares, pues no permite que el Estado ecuatoriano conozca de forma real la problemática social e implemente políticas de prevención, investigación y sanción a los responsables.

Además, rechazamos totalmente que se utilicen estás cifras para  generalizar y asegurar que las desapariciones en Ecuador son voluntarias.  Esta generalidad fomenta los prejuicios y estigmatización de los operadores de justicia al momento de localizar a una persona desaparecida. También, aviva la indiferencia de la sociedad frente al fenómeno social, pues lo naturaliza.

6.    Nosotras y nosotros denunciamos, insistentemente, que nuestros seres queridos son más que números y estadísticas, son padres, madres, hijos, hermanos, amigos… Son hombres y mujeres con proyectos de vida y de futuro  que fueron desaparecidos en contra de su voluntad  y de los que hoy no sabemos nada. Por ello, solicitamos conocer quiénes son las personas que han sido localizadas con vida o sin vida tras ser registrada como desaparecida. Además, requerimos que se detalle las condiciones de hallazgo de cada persona encontrada.

En nuestro caso como familiares y directamente afectados informamos que se nos siguen vulnerando los derechos y principios básicos del acceso a justicia y de una tutela judicial efectiva. Hoy lo que refleja nuestro dolor más allá de las cifras es que seguimos sin obtener respuesta alguna y que nuestros familiares no han vuelto a casa.

Los desaparecidos tienen nombre y apellidos, tienen una vida truncada. Ellos y ellas aún siguen desaparecidos y nosotros los seguiremos buscando hasta encontrarlas y encontrarlos.

  •  Gustavo Garzón Guzmán, de 33 años, escritor ecuatoriano desapareció en la madrugada de 10 de noviembre de 1990, en Quito.
  • Alexander Romo Bassantes, 2 años y 8 meses, desapareció el 6 de noviembre de 1994, en el antiguo terminal de Cumandá, en la ciudad de Quito.
  • José Luis Valencia, desapareció en la vía a Tumbaco, el 21 de diciembre de 1995.
  • Marco Avalos López, 37 años, desapareció Guayaquil el 9 de junio de 2005
  • Nahomy Vivar Zambrano, 2 años, desapareció el 21 de julio de 2007, en la playa de Galera, Esmeraldas.
  • Luis Daniel Sigcho Ñacato, 25 años, desapareció el sábado 4 de octubre de 2008 luego de acudir junto a su hermano a la discoteca El Palco, ubicada en San Rafael, Quito.
  • Viviana Patricia Yanza Freire, de 19 años, se encuentra desaparecida desde el 17 de septiembre del 2009, en Ambato.
  • Esteban Paúl Utreras Ramírez, 29 años, desapareció en diciembre de 2009 en la ciudad de Quito.
  • Geovanna Paulina Pérez Constante, de 19 años, desapareció el 4 de diciembre de 2010 en la avenida Los Shyris, en Ambato.
  • Leonor María Ramírez López, 73 años, despareció el 29 de abril de 2011. Lo último que saben de su paradero es que salió con su balde de cuatro litros desde la 5 de Junio hacia La Tola, en el centro de Quito.
  • Stalyn Conchambay Lema, 17 años, desapareció el 3 de octubre de 2011 en el sector de Carapungo, en el norte de Quito.
  • Telmo Orlando Pacheco Aguilar, 33 años, desapareció el 3 de noviembre de 2011, en la ciudad de Loja.
  • Camilo Carlos Antonio Tobar Abril, 51 años, desapareció el 17 de abril 2012, en el sector de Cumbayá. 
  • Jorge Chafla Esqui, 28 años, desapareció el 24 de abril de 2012 en Riobamba, cuando salió con unos amigos a comer.
  • Stephany Carolina Garzón Ardila, 22 años, la estudiante colombiana desapareció el  28 de abril de 2012. La última vez que supo de ella fue en el barrio Paluco, sector Monjas, Quito, lugar donde se hospedaba.
  • Juliana Lizbeth Campoverde Rodríguez, 19 años, desapareció el 7 de julio de 2012 en el sector de la calles Ajaví en el Sur de Quito.
  • Walter Eugenio Tumbaco Pilay (45 años) y Walter Junior Tumbaco Villa (24) desaparecieron el 15 de noviembre de 2012 a 12 millas en alta mar.
  • Luis Alfredo Velásquez Cevallos (22 años). Desapareció el 2 de septiembre de 2012 en el sector de la Armenia, en Quito.
  • Iván Alfredo Jiménez Torres (39 años). El profesor de la Unidad Educativa Mariscal Sucre desapareció el 26 de noviembre de 2012 cuando salió de su hogar, en el norte de Guayaquil.
  • Santiago David  Romo Córdova, de 21 años, desapareció el 16 de mayo de 2013, en el sector de la Mitad del Mundo cuando viajaba en un bus de Trans Hemisféricos con dirección  a su casa.
  • Christian Antonio Acevedo Olarán, de 52 años, desapareció el 21 de abril de 2014 en el sector de San Carlos, en el norte de Quito.
  • Josué Washington Yaselga Alvarado, de 22 años, desapareció el 12 de mayo de 2014, en el sector de Calderón, en el norte de Quito.
  • Luzmila Elizabeth Ramírez Suárez, de 18 años, desapareció el lunes 10 de octubre de 2016, a las 06:00, cuando se dirigía de Huaquillas a Machala.
  • Nathaly Isabel Aguilar Pérez, de 13 años, desapareció el 28 de octubre de 2016, en el sector de Selva Alegre, en Sangolquí.
Y por todas las personas desaparecidas, seguiremos luchando hasta que vuelvan a casa.

Atentamente:


Telmo Pacheco, presidente de Asfadec -  0987704869
Lidia Rueda  0995601228



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss