9 de marzo de 2015

Pilar Tobar: el sabor amargo que me dejó la reunión con el presidente Rafael Correa

Quito, 9 de marzo de 2015
El día jueves 5 de marzo de 2015, algunos familiares de los desaparecidos fuimos invitados a una reunión con el presidente de la República, Rafael Correa, a la tercera cita. Varias personas al haberme visto en TV, cosa que casi nunca pasa porque mi intención no es visibilizar mi cara, sino la de mi hermano y encontrarlo me han preguntado ¿Cómo nos fue en aquella reunión? La verdad no sé qué contestar tengo una mezcla de sentimientos y cantidad de ideas que no logró analizar el alcance de este tercer fallido encuentro. Nos trataron de mentirosos, politiqueros, mal agradecidos… en fin y como es su especialidad, hasta consiguieron la división y el enfrentamiento entre los presentes, ¡cual pelea de mercado! ¡Qué vergüenza! prestarse para tal sainete. 

Algunos, olvidándose de su verdadero objetivo: quejarnos por la falta de acción de policías, fiscales, jueces, etc. que el Presidente Correa se entere de la verdad. No la que cuentan sus súbditos, subalternos, empleados o lo que quieran llamarse.


Me da mucha pena de aquellos que se prestan para este tipo de juegos. Me da mucha pena que se juegue con la dignidad de nuestros seres desaparecidos y con la nuestra propia tomándonos el pelo.  Citándonos a reuniones preparatorias y después seleccionando a los que se reunirán con el Presidente en base a un criterio establecido, no sabemos por quién.


Se habla de equidad e igualdad y por protestar ante esta falacia nos llaman politiqueros.


Cuando la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased)  dice que ha resuelto miles de casos y nosotros les refutamos con evidencia, nos llaman mentirosos. Cuando los jefes de la Dinased dicen que tienen policías especializados en investigación de personas desaparecidas con más de 20 años de experiencia, pregunto entonces ¿Dónde están los hermanos  Santiago y Andrés Restrepo desaparecidos el 8 de enero de 1988? ¿Dónde está el escritor Gustavo Garzón Guzmán, cuya madre lleva una lucha de 25 años? y ¿nosotros somos los mentirosos?  


Igual cosa sucede cuando con evidencia demostramos que en la Fiscalía también nos engañan. Nos tildan de mentirosos, a nosotros que demostramos que no hay resultados pese a las 800 diligencias, 500 actuaciones, 300 diligencias, etc. Nos llaman mal agradecidos porque salimos a los plantones,  marchas y gritamos que la justicia está desaparecida. Desagradecidos porque no agradecemos la existencia de políticas públicas, la creación de la Dinased y de la Unidad de de Personas Desaparecidas en la Fiscalía, pero ¿Acaso esto no es la obligación de  todo gobernante? crear políticas públicas con la data e información que tiene al alcance de sus manos ¿Acaso los ciudadanos no tenemos el derecho constitucional a saber la verdad? ¿A caso la labor del Presidente y de los servidores públicos no es la de servir al pueblo que voto y lo eligió para gobernar el país? ¿A caso no es la obligación del buen vecino o para usar el término del Gobierno, del Buen vivir, hacer caer en cuenta y haber puesto sobre el tapete un problema, más grande de lo que se podían haber imaginado? ¿Entonces quién es el mal agradecido? Nosotros le damos  herramientas para que este gobierno minimice esta problemática o hasta la elimine.  

 
Me mantengo con mi sentir. Total desilusión, un sabor amargo, completa desazón y sin poder mirar hacia el horizonte con la esperanza de que algo cambie en este país.

Carta de Pilar Tobar Abril, hermana de  Camilo Tobar 
desaparecido el 17 de abril de 2012,
 en el sector de Lumbusí, Cumbayá.

Pilar Tobar y Clelia Abril buscan a Camilo Tobar desaparecido hace más de dos años: Foto: Giovanni Rueda.




 

Reacciones:

18 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TwitterFacebook Google Plus you tube rss