6 de marzo de 2015

Desaparecida fue hallada en un pozo séptico


La buscaron desde febrero del 2013 en que desapareció misteriosamente, pero ninguno de sus familiares imaginó que Bertha del Rocío Caicedo Ipiales, de 35 años, jamás había salido de su casa en la parroquia Imantag, de Cotacachi.

Tras el hallazgo del cuerpo de Bertha Caicedo, de 35 años, la Policía detuvo a su conviviente Luis G. Foto: Amparito Rosero.
El pasado miércoles, la Policía halló el cadáver de la mujer en el fondo del pozo séptico de su vivienda y detuvo al conviviente, Luis Aníbal G., de 40 años, como principal sospechoso del crimen.

El coronel Édgar López, comandante de la Policía de Imbabura, indicó que durante las investigaciones por la desaparición de Caicedo se determinaron sospechas contra Luis G.
Por ello, sostuvo López que agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) acudieron a la casa de la víctima e incursionaron en el pozo séptico, ubicado a cuatro metros de la casa.
El cadáver fue encontrado a siete metros aproximadamente de profundidad y pese a que han pasado dos años no estaba completamente descompuesto. Por ello, ayer estaba previsto llevarlo al Centro de Investigación de Ciencias Forense en la provincia de Esmeraldas.

La denuncia por la desaparición fue presentada por el padre de la víctima el 27 de septiembre del 2013, aunque la Policía indicó que era buscada desde febrero de ese año.
Ayer, a las 13:00 se desarrolló la audiencia de formulación de cargos contra Luis G. por el delito de asesinato. El juez a cargo de la diligencia resolvió dictarle prisión preventiva.

La víctima dejó dos menores en la orfandad. (I)

Denuncias
Fiscalía

Dinased
El subteniente de Policía Ricardo Benítez, jefe de la Dinased en la provincia de Imbabura, indicó que el 2014 se presentaron 113 denuncias de personas desaparecidas, de las cuales 109 se resolvieron.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss