19 de febrero de 2015

David Romo: '800 diligencias no es sinónimo de eficiencia y efectividad'


BOLETÍN DE PRENSA 

Quito, 18 de febrero de 2015

800 diligencias por SANTIAGO DAVID ROMO CÓRDOVA y aún continúa desaparecido desde hace 21 meses. Estos según datos de la Fiscalía General del Estado.


Nos  llama la atención que la Fiscalía General del Estado en la víspera de la reunión semestral con el presidente Rafael Correa y  los familiares  de desaparecidos publique las acciones realizadas en estos casos. Esto  después de mantener el silencio por tanto tiempo. 

Las estadísticas de la Fiscalía difieren de las  de los números presentados por la  Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased). ¿Cuál será la correcta?

Lo que si me asombra es que se mencionen el número  diligencias (800) como toma de versiones, reconstrucción de  los hechos, allanamientos, pruebas de luminol (para detectar sangre o fluidos corporales) e incautaciones, búsquedas, en particular, la de la semana anterior en el barrio Tiwintza, en el sector de Pisulí, al norte de Quito, que se han realizado en el caso de David Romo,  el rostro visible de las personas desaparecidas por la lucha que su madre he emprendido.

Como algunos podrían pensar es una ventaja porque “en mi caso hacen todo”;  pero no se dan cuenta que 800 diligencias en el caso de la desaparición de David Romo no es sinónimo de eficiencia y efectividad. Ninguna de estas 800 diligencias ha aportado datos concretos y unívocos que nos permitan dar con su paradero. Muchas preguntas sin respuestas quedan en el aire, pistas no investigadas minuciosamente y falta de comunicación del avance de la investigación a su madre, la principal interesada en que todo esto se esclarezca.

La Fiscalía dirige la investigación y tal vez por no haber estudiado leyes me dirán, que ignoro muchos temas por lógica, me pregunto ¿Cuál es el rumbo de la investigación?, si la Fiscalía y la Policía manejan  varias hipótesis ¿Está vivo o está muerto? si tienen indicios de que David ha perdido la vida deberían investigar también  ¿Quién lo mato? y sobre todo ¿Dónde está el cuerpo? porque habiendo sido visto por última vez en Rumicucho, ¿por qué realizan búsquedas en el sector de Pisulí?

La Fiscalía General también debería referirse a las diligencias que no se han realizado o que se han realizado negligentemente como:  

- No recuperación de archivos borrados y que constan en la pericia informática de extracción de datos practicada en el celular Black Berry de David Romo incautado en allanamiento de 26 de mayo del 2013.

- Análisis del chip Movistar del hermano del controlador del bus, el cual estaba en el equipo  celular que portaba David Romo Córdova, la noche en que fue visto por última vez, e incautado en el allanamiento del 26 de mayo del 2013.

- Falta de  investigación de la persona que escribía a mi cuenta de la red social Facebook con el nombre de Almonacid Marianela, quien  luego de varias investigaciones ya fue ubicada, sin que hasta la presente fecha se hayan dado las razones de por qué lo hacía o si no era ella la que enviaba esos mensajes que durante dos meses alteraron la planificación de la investigación, que en ese tiempo se llevaba a cabo por el delito de asociación ilícita,  porque solo se dedicaron a eso sin resultados visibles hasta la presente fecha.

- Reconstrucción de los hechos de 20 de junio del 2013 realizada en hora indebida  y sin tomar  en cuenta todas las versiones de cada uno de los sospechosos, sino solo aquella que les favorecía a ellos y no las que favorecía a la investigación sobre la desaparición.

- Haber aceptado un procedimiento abreviado en el juicio No. 36-2014, que por robo en autobús se tramitó en el Tribunal Tercero de Garantías Penales de Pichincha, cuando de por medio existía una persona desaparecida, que era precisamente a quien se le robó su celular, su medio de comunicación. 

Es necesario que la ciudadanía conozca que en las búsquedas realizadas en la indagación del caso David Romo Córdova se han encontrado cuerpos de otras víctimas, de otras personas reportadas como desaparecidas como Alex David Sisalema, Ernesto Fraga, Luis Maila, etc. o situaciones en las que por falta de coordinación de la Fiscalía con otras instituciones ha generado que  algunos personas reportadas como desaparecidos estaban guardados en la morgue, como es el caso de: Jackson Aizaga y Guillermo Sarzosa

Encontrar a las personas desaparecidas no es suficiente. Debe existir una explicación del porqué de los hechos, de por qué no están nuestros hijos.  Solo cuando eso sucede podremos hablar de una verdadera efectividad de la Policía y de la Fiscalía porque una vez que es encontrado el cadáver de una persona reportada como desaparecida, el caso no se termina, pasa de la Unidad de Desaparecidos a la de Muertes Violentas, con la agravante de que para éstos últimos ya corren los plazos de prescripción de la prosecución de las acciones legales y penales respectivas.

Entonces, el tema no es que la ciudadanía conozca lo que si se ha hecho, sino  también lo que no se ha hecho y esto por un tema de transparencia y respeto de los derechos y garantías que también asisten a las personas víctimas de “desaparición  involuntaria”, que aunque no están, sus familiares los representamos.

NO MÁS DESAPARECIDOS EN EL ECUADOR


Les compartimos el boletín de prensa de Alexandra Córdova, 
madre de David Romo desaparecido el 16 de mayo de 2015.
Contacto: 0999908470 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss