19 de febrero de 2014

Las peticiones de los familiares de los desaparecidos no se están cumpliendo



Lidia Rueda. Foto: La Hora
¿Por qué organizarse?
Porque a través de una organización se protegen más nuestros derechos y en el caso de los desaparecidos la realidad es dura, porque necesitamos que intervengan las instituciones  que tienen competencia en seguridad, justicia,  leyes y la  protección en derechos humanos. Sólo en la organización vemos que nuestra realidad cambió y nos lanzó contra una pared, porque estábamos solos sin ley ni nada que nos proteja a los desaparecidos y a sus familias, es decir, el desaparecido no existía. 
¿Cuál es el obejetivo de la  organización?
Buscamos visibilización, concientización, solidaridad y movilización, ya que la desaparición en el Ecuador no es que no existía, sino que era una verdad ocultada desde la misma instancia gubernamental hasta la sociedad. Antes solo sabíamos de los casos de los hermanos Restrepo, Consuelo Benavides, Arturo Jarrín, Gustavo Garzón, entre otros.  Luego  de la desaparición de Carolina Garzón, su padre Walter puso una pequeña luz en el camino, ya no era una historia sino un cúmulo de historia y de vivencia, de drama y dolor. Ahora buscamos que la desaparición involuntaria sea incluida en el Código Orgánico Integral Penal (Coip) y que el Estado cumpla con lo que dice la Constitución. 
Se están cumpliendo los puntos acordados con el Presidente
 A pesar de habernos reunido con el presidente Rafael Correa el 11 de diciembre del año anterior, aún la desaparición no está tipificada.  El presidente  se comprometió que en el nuevo Código Orgánico Integral Penal constaría la tipificación de la desaparición involuntaria pero no está. Tampoco la Asamblea Nacional la tomó en cuenta la figura legal, a pesar de que Asfadec  realizó está petición en julio de 2013 al asambleísta Mauro Andino,  presidente de la comisión de Justicia. Otro acuerdo fue el Plan Recompensa.  Nos ofreció que se lo haría a través de todos los medios de comunicación y nosotros solo hemos visto  en grupo de 7 y luego otro grupo en un solo medio escrito y por último unas fotos pequeñitas en blanco y negro que no llaman la atención de nadie.   Hasta  ahora no sabemos de qué alguien haya dado datos de un familiar nuestro, entones creemos que debe hacérselo por televisión, radios, periódicos tantos públicos y privados. También las redes sociales  y medios de comunicación internacionales. La transmisión debería ser durante los noticieros, comerciales de telenovelas o las sabatinas presidenciales. Así,  como el caso de los más buscados de la Roca que si dio resultados.  Otro punto que no se está cumpliendo es el pedido que venimos haciendo desde un tiempo atrás que se entregue un informe de las morgues, ancianatos, orfanatos, hospitales y fosas comunes. 
Nos reunimos con el delegado de la Fiscalía, quien nos dijo  que no tiene presupuesto para nuestro pedido de al menos 5 fiscales con sus respectivos secretarios y asistente.

 Y el trabajo de la Dinased
Es preocupante, no tiene el personal especializado.  Los  policías están en capacitación, mientras que en la parte técnica  adolece de mucha tecnología. Esperamos que vaya tomando cuerpo y creemos que demorará un poco. Además, a pesar de ser una Dirección Nacional tampoco tiene oficinas en las provincias por lo que está concentrado todo en Quito, esperamos que logren coordinar el trabajo de DINASED y la Fiscalía por el bien de nuestros seres queridos.
¿Cuánta gente ha aparecido de los que están  registrados en la Asociación?
No hemos recibido ningún informe en el que se nos dé a conocer que apareció alguien de nuestra lista, ni vivo, ni muerto. 

Dos asociaciones
Es parte del proceso y de la desesperación en obtener resultados porque cada segundo que pasa la incertidumbre de nuestro desaparecido crece. Vemos como un hecho positivo, ya no será una sola asociación la que presione por tener noticias  de nuestro familiar desaparecido por exigir al Estado que cumpla su papel de proteger a sus ciudadanos y de dotar de buenas leyes para gozar de una verdadera aplicación de  Justicia, ya que al no tener una ley de desaparición involuntaria seguiremos en el limbo, las dos asociaciones luchamos por el mismo objetivo curar nuestro dolor.

Que le diría a la sociedad
 
ASFADEC iniciará una serie de capacitaciones con el objetivo de conocer y aprender en como ayudarnos y ayudar a otros. Así, como la de intercambiar nuestras experiencias. Además invitamos a la sociedad ecuatoriana a sumarse, que nos brinden su apoyo, que hoy somos nosotros, mañana pueden ser ellos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss