27 de enero de 2014

Plan policial por desaparecidos


Estefanía Madera en el afiche. Foto El Telegráfo
La formación se dirige a unos 250 agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased).

En noviembre del año anterior, mediante un comunicado de prensa, Carlos Alulema, director de esa dependencia, señaló que el objetivo de la Policía era especializar al personal y unidades en delitos que afectan a los ciudadanos.

Explicó que se buscaba especializar a los uniformados porque "no todo es delito". De ahí que el enfoque de la especialidad no será únicamente desde el aspecto criminal, sino también desde el lado sociológico ya que muchas personas se van de sus casas por problemas familiares. 

Las acciones en los casos de desaparecidos también están dirigidas a la preparación de los fiscales. 

La Fiscalía también se prepara para concretar un grupo de trabajo dedicado específicamente a esos casos.
El fiscal Galo Chiriboga anunció que esa unidad ya se creó en la estructura orgánica de la Fiscalía, en agosto de 2013. Pero, para su vigencia falta la aprobación del Ministerio de Finanzas, que se prevé ocurrirá en febrero.

Chiriboga no reveló el presupuesto que se asignará a esa dependencia, pero precisó que contará con una fiscal coordinadora, una secretaria que lleve todos los casos y seis fiscales. Inicialmente, cada uno tendrá a su cargo seis expedientes.

El funcionario ofreció que habrá trabajo social y acercamiento con familiares de los desaparecidos, porque uno de los problemas anteriores "fue que los fiscales no tenían contacto con las víctimas y estas no estaban informadas de cómo avanzaban las investigaciones".

También habló de la creación del banco de ADN de osamentas, que se encuentra en varios operativos para compararlos con las muestras de las personas que buscan a sus familiares. 

En la ceremonia de hoy, que se realizará en el cuartel del Grupo de Intervención y Rescate de Pusuquí, también estarán los familiares de los desaparecidos. Un grupo se reunió ayer en la casa de Lourdes Mejía, presidenta de la Asociación Nacional de Personas Desaparecidas y Asesinadas del Ecuador (Anadea)

El objetivo fue recordar el cuarto aniversario del crimen de Estefanía Madera. Tenía 20 años y era operadora en una cooperativa de taxis en La Bota, norte de Quito. Desapareció el 27 de enero de 2010. Dos días después fue hallada en un terreno baldío en el sector de Zabala envuelta en una cobija. 

Contenido publicado originalmente en:
----------------------------------------
Monitoreo de Medios de Comunicación
 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss