26 de enero de 2016

Carta a Telmo Orlando Pacheco: hoy cumple 38 años


De derecha a izquierda. Telmo Pacheco  junto a sus hermanos.

"Siempre que me acuerdo de ti mi corazón se hace chiquitito, la incertidumbre de no saber qué pasó contigo y de preguntarme constantemente si en algún momento nos volveremos a ver no deja de dar vueltas en mi cabeza. Los días seguían y el golpe de la realidad cada vez era más fuerte, pensé que después de tal dolor la vida no continuaría bien para ninguno de nosotros, pero claro que continuó, solo que ya no es la misma que era hasta ese entonces, siempre se siente incompleta. Dicen que no tienes que volver al pasado, pero cómo no hacerlo si ahí están los recuerdos que me hacen mantenerte a mi lado, las canciones que escuchábamos juntos, nuestras conversaciones, cuando criamos juntos a 5 gatos bebes porque a su madre la mataron.
Tengo tantas cosas que contarte sobre todo esas que te contaba con la mirada, cuando me paraba en el umbral de tu puerta y tú solo con un vistazo ya sabías que algo sucedía.
Orlando se que hoy cumples años, 38 para ser preciso, ni tan joven, ni tan viejo, creo que es la edad precisa para seguir jugando al fútbol, para seguir luciendo la chompa de cuero que hoy te la guarda el Museo Camilo Egas - prestadita no más está, para cuando vengas, si regresas antes del 30 pasa por ahí que también está el casco de la moto que te falta disfrutar.


Arriba escribe tu ñaña, pero en sus recuerdos y sus palabras recoge el sentir de tu familia. Te cuento que les conocí hace más de dos años. Te cuento también que eres su razón de seguir con esperanzas. Telmo, tu padre, hoy es un viejo-joven cada día le reta al tiempo a que le quite los años de encima, para gritarle al mundo tu nombre y los que se fueron contigo, antes y después. Donde estés Orlando, tu viejo y tu vieja son un orgullo para muchos y muchas, de seguro que cuando asomes por acá la cara una vez más vas a verlo, y se te llenarán los ojos de lágrimas al ver que siempre te buscaron.

Kary me escribió hoy y me preguntó qué podíamos hacer, le dije, escribamos los dos. Ella está trabajando, de seguro tiene una manzanota en la garganta cada vez que mira lo que estamos construyendo. Loco nunca dudes del amor que sienten por vos las personas que te vieron crecer, que te vieron enojado, sonriente, enamorado, triste, ellos están esperando a que regreses, pero de paso también salen a buscarte una y otra vez.

La Kary está esperando... Antes de despedirme cuando regreses me llamas, no importa la hora, en ese momento le llamo a tu viejo y armamos un partido de fútbol, aunque sea le hacemos al mete gol, tapa. Te esperamos



Lando, hoy el día sonó al ritmo de la canción que te dejo aquí, siempre formó parte del soundtrack de nuestras vidas, pero hoy su significado es aún más intenso. Te esperamos todos los días, desearía que alguna coincidencia nos haga encontrarnos y poder darnos un abrazo, ese que no permita que te alejes nunca más.


El bebé cada día crece más, vamos juntos a todas las fiestas infantiles posibles, es feliz, pero constantemente pregunta por ti, por eso mi deseo para hoy es que antes que tengamos que contarle la verdad de tu historia vuelvas con nosotros. Te amamos mucho hermano y si hubiera sabido que esa vez sería la última que nos veríamos, no hubiera asumido que ya lo sabías, te lo hubiera repetido varias veces esa tarde, la última que escuche tu voz". 

Carta de Kary Pacheco a su hermano Telmo Orlando Pacheco,
 desaparecido el 3 de noviembre de 2011, en la ciudad de Loja.
 Hoy, 27 de enero de 2016, cumple 38 años



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss