31 de agosto de 2014

"Cuando una persona desaparece hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares"

Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias. 


En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella. 

"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou. 

En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes. 

"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra. 

El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos. 

Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas". 

Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT) 

Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.:
+41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89

 Contenido de:
Comite Internacional of the Cross



Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf
Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf
Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf
Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf
Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf
Ginebra (CICR) - Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos, que se celebra el 30 de agosto, el CICR hace un llamamiento a la comunidad internacional para sensibilizarla sobre la tragedia de las personas desaparecidas y el drama que viven sus familias.
En todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de un conflicto armado, una catástrofe natural o la migración. Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella.
"Cuando una persona desaparece, hay dos tipos de víctimas: la que desaparece y sus familiares, que se debaten entre la esperanza y la desesperación, que viven sumidos en la incertidumbre y el dolor, que esperan noticias, a veces durante décadas", explicó Marianne Pecassou, jefa de las actividades que el CICR lleva a cabo en favor de los desaparecidos y sus familiares. Aunque las familias desean ante todo saber qué ha sido de sus seres queridos desaparecidos, también necesitan un modo apropiado de honrar su memoria. "Luchan para que no caigan en el olvido. Las ceremonias conmemorativas constituyen el reconocimiento público de su sufrimiento, les dan voz y las ayudan a salir de su aislamiento", explicó la señora Pecassou.
En algunos lugares, las cifras de desaparecidos son abrumadoras. En Colombia, por ejemplo, de las más de 90.000 personas dadas por desaparecidas inicialmente, sigue sin saberse nada de más de 68.000. En Sri Lanka, el paradero y la suerte que corrieron más de 16.000 personas sigue siendo una incógnita. En Perú, entre 13.000 y 16.000 personas han desaparecido y sus familiares siguen esperando noticias. Tampoco se sabe nada de las más de 11.000 personas, de un total de casi 35.000, cuya desaparición se denunció al CICR en relación con los conflictos de los Balcanes.
"El derecho internacional humanitario impone a los Estados la obligación de tomar todas las medidas a su alcance para esclarecer la suerte y el paradero de las personas desaparecidas e informar a sus familiares al respecto", afirmó Christine Beerli, vicepresidenta del CICR, en un acto conmemorativo celebrado en la sede del CICR, al que asistieron representantes de los Gobiernos y miembros de las comunidades humanitaria y diplomática de Ginebra.
El drama de las personas desaparecidas y el sufrimiento de sus familiares, a menudo ignorado, han sido una preocupación constante del CICR. Actualmente, la Institución está tratando de dilucidar el paradero y la suerte que han corrido más de 52.000 personas. "Esta cifra no es más que la punta del iceberg, ya que se trata solo de los casos que los familiares han puesto en conocimiento del CICR. Sabemos que hay muchas más personas desaparecidas en el mundo", señaló la señora Pecassou. Además de trabajar directamente con los familiares de las personas desaparecidas, el CICR se afana por poner en primer plano la cuestión de los desaparecidos, al tiempo que  insta a las autoridades a que tomen medidas para atender las necesidades de los familiares y promueve la búsqueda de sus seres queridos desaparecidos.
Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR va a presentar una nueva publicación titulada "Living with Absence: Helping the Families of the Missing", en la que pone de relieve el drama de las personas desaparecidas, subraya las múltiples necesidades de los familiares y describe la respuesta individualizada que brinda el CICR. El documento recoge, además, relatos personales de familiares de personas desaparecidas".
Se pueden visualizar y descargar las últimas secuencias de video para teledifusión, sobre Uganda, Nepal y Colombia, en www.icrcvideonewsroom.org (imágenes disponibles a partir del 29 de agosto de 2014, 6am GMT)
Para más información:
Céline Buvelot Corthésy, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 84 o +41 79 574 28 89
- See more at: http://www.noodls.com/view/0F58D25D23EE432836D5D8FF0A844807DB83019D?5065xxx1409298432#sthash.jRtrp7co.dpuf

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss