28 de junio de 2014

Desaparecidos: la cita en Carondelet dejó inconformes a los familiares



Plantón en la Plaza Grande
La reunión del Presidente con los familiares de las personas desaparecidas y asesinadas finalmente se cumplió ayer, después de varias semanas de retraso. 

 Los familiares fueron convocados a las 07:30; sin embargo, el encuentro estaba agendado para las  09:00. La reunión fue a puerta cerrada y participaron el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga; el presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh; la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira; el ministro del Interior, José Serrano, y la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, entre otros funcionarios de Estado.

Una hora antes de que se iniciara la reunión se registraron inconvenientes en las afueras de Carondelet. Más de 22 personas no lograron entrar porque sus nombres no constaban en la lista de acceso. Susana Valencia, presidenta de la Asociación Nacional de Desaparecidos y Asesinados del Ecuador, fue una de las que se quedaron afuera. Según ella, a la cita de ayer estaban convocados todos los familiares que participaron en la primera reunión en diciembre de 2013. 

“No sabemos qué pasó. En una descordinación del Ministerio del Interior nos separaron a ciertos casos. Nosotros no sabemos en base a qué criterios”. Según Valencia, esto  fue denunciado en una carta formal a ese Ministerio hace tres semanas; sin embargo, aún no tienen  respuesta. 

El viceministro del Interior, Javier Córdova, bajó a calmar los ánimos de la gente que reclamaba en la puerta. Después de haber dialogado cerca de 15 minutos con los familiares, llegaron a un acuerdo: Interior coordinará para después de unos 15 días una nueva reunión con ellos. 

“Se ha incumplido el compromiso del Presidente de recibirnos -dijo Valencia-. Nos tocó estar implorando para que nos atiendan y no lo hemos logrado”.

Telmo Pacheco, presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en el Ecuador (Asfadec), sí pudo entrar a la reunión, que duró más de tres horas. Según él, este segundo encuentro con las autoridades no fue muy alentador pues no hubo ningún avance.

 “El trabajo ineficiente de los funcionarios del Estado ha hecho que los acuerdos a los que se llegó en diciembre con el Presidente no se hayan cumplido”.

Cada uno de los familiares tuvo dos minutos para exponer su caso frente a las autoridades. Según declaraciones que dio el fiscal Chiriboga antes de ingresar a la reunión, ayer se analizarían los casos de forma más “racional que sentimental”. Él dijo además que el Estado ya tiene una estrategia y una política para enfrentar el tema de las investigaciones en los casos de desapariciones.

Según datos de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes, Desaparecidos y secuestros (Dinased), en lo que va de 2014, 63% de los casos ya ha sido resuelto, mientras que 37% aún está en investigación.

Sin embargo, los integrantes de la Asfadec dijeron que de los 150 casos que ellos registran aún no se ha resuelto ninguno. 

Los familiares de las personas desaparecidas reclaman, entre otras cosas: que se amplíe el plan de recompensa en los medios de comunicación masiva; que se capacite a los fiscales en temas de investigación sobre desapariciones; que el Estado destine recursos para cubrir los gastos de los abogados encargados de cada caso; que se elabore un reporte de hospitales, morgues y terminales que incluya información detallada sobre personas desaparecidas o NN que hayan sido ingresadas o atendidas en dichas instituciones; que se cree una línea 1800-desaparecidos, entre otros pedidos puntuales.

Según el dirigente de la Asfadec, el argumento del ministerio del Interior para que no se publique de forma masiva el plan de recompensa es que “el Estado no cuenta con los recursos suficientes para la difusión”.

El Presidente se mostró indignado ante los reclamos de los familiares. Según dijo Pacheco, Correa no estaba enterado que los acuerdos no se habían cumplido. “Eso le costó un regaño al personal del Ministerio del Interior -dijo-. El ministro Serrano dijo que se sancionaría a los responsables de eso”.

Las 47 personas que ingresaron al Salón Amarillo de Carondelet salieron inconformes. Una de las cosas que más les indigna, según Lidia Rueda, integrante de Asfadec, es que recién el jueves los funcionarios del Gobierno hayan intentado cumplir con los ofrecimientos. “En la tarde recién nos llamaron del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) para ofrecernos unos bonos integrales solo porque se enteraron que ayer era la reunión con el Presidente”. 

Con ese criterio coincidió Pacheco. Además dijo que las convocatorias a las reuniones no se hacen con el tiempo necesario para que las personas que vienen de provincia alcancen a llegar. 

Los familiares de los desaparecidos volverán a reunirse nuevamente después de seis meses con el presidente Correa. Para ese encuentro esperan que se haya tomado en cuenta las peticiones que ellos presentaron. (LAC)

Contenido publicado originalmente en:
-----------------------------------------------
Monitoreo de medios de comunicación 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss