17 de abril de 2014

Familiares de desaparecidos presionan a la Fiscalía


A las 10:00 se concentraron los familiares en la Plaza Grande
No es la primera cita que mantienen y esa fue precisamente la queja que se escuchó en la reunión. Susana Valencia, presidenta de la Asociación Nacional de Desaparecidos y Asesinados Ecuador (Anadea), y Lidia Rueda, de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) manifestaron a las autoridades que, a pesar del tiempo transcurrido desde que se reunieron con el presidente, Rafael Correa, no hay resultados concretos y ni uno solo de sus casos se ha solucionado.

Para Alexandra Córdova, madre del joven desparecido David Romo, la creación de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) y de fiscalías especializadas constituyó una esperanza, pero que aún no saben qué pasó con ellos, dónde están. “Falta poner un poco más de empeño, de interés en la investigación”, dijo.

En todos los casos las complicaciones tienen factores comunes, según los familiares: cambio permanente de fiscales, poco interés de los agentes investigadores; descoordinación entre Fiscalía, Ministerio del Interior, Dinased, Consejo de la Judicatura; largos procedimientos administrativos...


La respuesta de la Fiscalía

Fidel Jaramillo, director de la Comisión de la Verdad y Derechos Humanos de la Fiscalía, explicó que hay una unidad especializada en personas desaparecidas que cuenta ya con cinco fiscales y sus ayudantes. Pero para los familiares, aunque esto era una aspiración, la designación de los fiscales se da a cuatro meses de creada la unidad, lo que para ellos significa tiempo perdido.

Los nuevos fiscales deberán empaparse de los casos, volver a solicitar diligencias y, prácticamente, empezar desde ‘cero’. “Yo quiero, ruego, suplico que ya se pare esto del cambio de fiscales”, fue el reclamo que hizo en medio de sollozos Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana Campoverde, desaparecida en julio de 2012.


Un punto no resuelto

Uno de los pedidos es una base de datos consolidada de uso obligatorio en hospitales, morgues, centros de acogida, albergues, centros de desintoxicación, siquiátricos, terminales. Ésta debería incluir información detallada sobre desaparecidos que hayan sido ingresados o atendidos para cotejar dicha información con que manejen la Fiscalía y la Dinased. Esto hasta ahora no se ha concretado y la información sigue dispersa. (HCR)

¿Cómo se vive con un familiar desaparecido?

° Según relatos de varios de los afectados: “Significa no dormir en las noches, llegar el día y salir a recorrer fiscalías, hospitales, centros de acogida de indigentes, instituciones en busca de una pista. Significa ir en el bus, en la calle o estar en cualquier lugar y tratar de identificar entre millares de rostros el de nuestros familiares. Es un cambio drástico de vida. Es sacar fuerzas de donde sea para continuar con esta lucha por dar con el paradero, porque la esperanza de encontrarlos nunca muere. Por nuestros hijos, hermanos, padres, Dios nos da fuerza”.


Tome Nota
Para hoy tienen previsto reunirse nuevamente para definir una nueva hoja de ruta.

5
fiscales tiene la nueva unidad de la Fiscalía, especializada en estos casos.

Contenido publicado originalmente en:
-----------------------------------
Monitoreo de medios de comunicación

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss