7 de febrero de 2014

´Lo que estoy buscando es a mi hijo, no al carro´

Querían ponerse un negocio de familia y compraron un carro Aveo Famili plateado, que el 27 de diciembre del año anterior fue entregado a la familia Sisalema Ontaneda. Sin embargo, todo cambio. El domingo 12 de enero, Alex David Sisalema y el auto desaparecieron dejando su último rastro en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.


Anita Chango (I) en la Plaza Grande. Alex lleva  27 días desaparecido
El joven de 29 años salió al centro comercial Condado Shoping a las 18h00. Desde aquel entonces su familia desconoce su paradero.

Sisalema conducía el auto de placa PCI 7006, no obstante, según una cámara de video de la bomba de gasolina en la parroquia de San Antonio de Pichincha, al noroccidente de Quito, registró al auto a las 21h45, pero sin placas.  Al chofer no se logró identificar.

A las 01h30 de la madrugada, lunes 13 de enero la asegurada, Chevistar del concesionario Chevrolet informó a la familia que existió manipulación de la batería del carro y una hora más tarde confirmó que el auto salió de la provincia, comentó Anita Chango, conviviente del joven.

Inmediatamente ante el aviso de la aseguradora la familia Sisalema se dirigió al lugar donde, presuntamente, se  encontraba el auto.  “La policía en Santo Domingo dijo que no los podían ayudar, porque no era ahí donde se debe poner la denuncia, sino  en Quito.  Ahí, nos ayudaron con dos agentes para acudir al lugar de las coordenadas que nos dio Chevistar, pero nunca se bajaron siquiera a ayudar a buscar. Los únicos que buscamos fuimos la familia. No la policía, añadió.

Para Chango,  “Hubo ineptitud de Chevistar porque ellos tenían autoridad de bloquear el carro, pero no hicieron nada, de nada”. 

Alex tiene tres hijos, uno de 12, otro de 11 y uno 5 años, quienes a diario preguntan por su padre que se ganaba la vida trabajando de albañil, pintor y  maletero. 

Actualmente la  familia Sisalema acude a los plantones en la Plaza Grande para evidenciar que su ser querido está desaparecido y para solicitar celeridad  en el proceso de investigación.

Un padre que vuelve a casa 

Tras quince años de trabajar en España, Carlos Sisalema regresó a casa el 3 de enero. Nunca imaginó lo que iba suceder once días después. Su hijo desapareció. 

“No buscamos al carro, buscamos a nuestro hijo sea vivo o muerto”, dijo Carlos con la voz entrecortada e impotente de no poder realizar nada más para encontrar a su hijo.

Datos:

Alex David Sisalema al momento de la desaparición vestía una camisa polo  a rayas color verde, un pantalón verde claro, unas zapatillas negras con verdes y una chompa café con gamusa.

Cualquier información pueden comunicarse a estos teléfonos:
0979041572/0991004934

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TwitterFacebook Google Plus you tube rss